Búsqueda Personalizada

martes, febrero 05, 2008

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Cuando alguien no entiende el texto de una canción, o malinterpreta unos versos, una narración, me acuerdo de algo que me ocurría frecuentemente, hace más de 60 años. Yo vivía en Pinar del Río, al lado de la cárcel provincial. Los presos escribían cartas de amor a las sirvientas. Como eran analfabetas, me pedían que se las leyera. En una de aquellas, decía: «Siento por uste una pacion muy tirde». La muchacha se emocionó a tal punto que, asombrada, me vi obligada a preguntarle el significado de aquella palabra totalmente desconocida para mí. ¡Ay, chica!, ¿tú no has oído la canción Viajera?; sin dejar tiempo a la respuesta, comenzó a cantar: «Viajera que vas por tierra y por mar, dejando en los corazones, “latir de pasión” y luego mil decepciones».

No fue la única, solo que la experiencia me ayudó a desentrañar las siguientes. Voy a contarles una más, cuyo saludo era: «Querida macnolia inbade». Aunque imagines lo contrario, no me fue difícil adivinar que la había tomado de «...la palidez de la “magnolia invade” tu rostro de...».

Claro está que no siempre una se encuentra frente a casos extremos como estos; pero existen, y no pocos, por desgracia. Una señora, universitaria, criticaba aquella canción, cuya letra de tremendo significado decía: «Se me olvidó que te olvidé..., a mí que nada se me olvida...». ¡Qué barbaridad, exclamaba, oye esa contradicción! La pobre, ¡cuánta ignorancia!

Siempre les decía a mis alumnos: Leer en su primera acepción es pasar la vista por lo escrito o impreso, haciéndose cargo del valor y significación de los caracteres empleados, y pronunciando o no, las palabras representadas por estos caracteres. En la tercera, fíjense bien, es «entender o interpretar un texto de este o del otro modo». Quiere decir, que nuestra interpretación no ha de concordar necesariamente con la del autor; lo importante es pensar. Sin una comprensión cabal de lo leído, no hay lectura valedera. Sería como pretender contemplar un paisaje a través de un vidrio empañado. Ningún autor, bueno, casi ninguno, déjame no ser tan absoluta, escribe tonterías sin sentido, todo tiene una razón de ser, un significado que debes encontrar. Parece difícil, pero cuando se desarrollan las habilidades que traemos para eso, cuando nos ejercitamos en ¿por qué empleó esta palabra?, ¿cómo desentrañar esa metáfora?, comenzamos a ver más claro, a disfrutar, ¡a leer!

LA RESPUESTA DE HOY

Desde Regla, no se asusten, jamás digo: «el ultramarino pueblo», me escribe Lázaro Gómez; desea saber si ya se admite el uso de: «pero sin embargo», de «mas sin embargo». Lo oye constantemente, y para colmo, en boca de quienes no debieran emplear semejante combinación. También lo escucho; claro está, tampoco me satisface. Nada se ha dicho acerca de su admisión: son dos conjunciones, una a continuación de la otra; sobra una. Es como decir: «Verano y e invierno».

2 comentarios:

Adonai dijo...

Creo en la magia de la palabra, y en lo difícil que resulta expresar sentires y sensaciones que con frecuencia se asoman a través de expresiones sin aparente sentido. El lector puede esforzarse para sentir el mensaje, el espíritu de la letra. Precioso artículo. Saludos afectuosos desde España.

nestor dijo...

Hola, Me llamo N�stor y le escribo desde Santa Fe, Argentina. Estoy maravillado por haber encontrado su blog que me resulta sencillamente espectacular. Quise enviarle la siguiente nota con la que confront� en un blog espa�ol el cual frecuento ( a mis 95) con una ciudadana cubana de Nueva York que a trav�s de un supuesto libro escrito por ella, opina sobre la revoluci�n y Cuba de hoy.
Un abrazo y espero seguir visit�ndolo.
**************

Gracias por las respuestas porque ello muestra el inter�s de cambiar lo malo del mundo aunque ese mal no sea el mismo al que cada uno se refiere.
Lamento una mala interpretaci�n de mis palabras...cuando digo "prost�bulo" me refiero a una manera de hacer pol�tica...adem�s digo que no es necesario vivir en un determinado lugar para conocer su pasado o su presente pues hay instituciones mundiales que dan carta confiable para poder opinar y hay muchos cubanos como �Quevedo� pero que opinan y aseguran en otro punto de vista.
continua:
Claro que en mi pa�s hay prostituci�n ( pero , reitero, no me refer�a a las mujeres prostitutas..soy respetuoso y no tengo nada contra ellas pues ya llevan la cruz de su oficio), insisto, me refer�a en t�rminos pol�ticos. En mi pa�s tambi�n hay pobreza porque aunque los sucesivos gobiernos lo nieguen la desocupaci�n est� arriba del 30 %, hay desnutrici�n infantil, hay hambrientos, y cientos de miles que intentan comer de los basurales, es decir, de lo que otros tiran y todo esto en un pa�s inmenso no solo por su extensi�n sino por su alta producci�n en alimentos. Hay deserci�n escolar muy alta, y el 10 % de la ciudadan�a consume por el resto y la brecha entre los que mas tienen aumenta a diario con lo que menos tienen. Y esto , mi se�ores/as respetables, tiene responsables y no lo busque en el comunismo que hace m�s de 20 a�os que ya no existe y que cuando existi� hab�a mas respeto por otros pueblos del mundo en la llamada vida de la bipolaridad...en mi pa�s nunca ha habido un gobierno comunista ni siquiera una tibia izquierda y f�jese como est�...sin dudas que el socialismo ha marcado un nuevo rumbo ( por supuesto con errores y todas las fallas que podamos enumerar) pero combati� exitosamente lo que en el capitalismo no quisieron hacer (....) en mas de 200 a�os.
POr �ltimo les digo que hablo en t�rminos pol�ticos y no personales porque �stos no conllevan a nada y muchos menos a dar soluciones...lo que a mi me favorece a otros los perjudica y viceversa.
Un abrazo a todos y aqu� termino con esto porque no es mi intenci�n debatir en t�rminos personales, adem�s de no ser el espacio adecuado.
N�stor desde la argentina.-
25 de enero de 2008 12:31