Búsqueda Personalizada

martes, septiembre 03, 2013

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Apóstrofe y apóstrofo
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Un lector me pregunta acerca de la palabra primate, que vio utilizada como sinónimo de persona distinguida, de prócer. Sí, esa es una de sus acepciones. Nosotros la usamos siempre para designar a los mamíferos de superior organización, plantígrados, con extremidades terminadas en cinco dedos provistos de uñas, de los cuales el pulgar se opone a los demás, por lo menos en los miembros torácicos.

Sí, en nuestra lengua se acepta esplín, del inglés spleen, bazo. Quiere decir hipocondría, trastorno mental que se caracteriza por una preocupación obsesiva por la propia salud y la valoración exagerada de los signos de enfermedad que se padecen.

Estraperlista es quien practica el estraperlo o comercio ilegal.

Apóstrofe y apóstrofo no son sinónimos ni dos maneras de escribir el mismo vocablo, como cree una lectora. El primero es la figura que consiste en cortar de pronto el hilo del discurso o de la narración, ya sea para dirigir la palabra con vehemencia en segunda persona a uno o a varios de los presentes o ausentes, vivos o muertos, a seres abstractos o a cosas inanimadas, ya para dirigírsela a sí mismo en iguales términos:

«No sé si cantar la vida,// o si la muerte llorar,// marinero, marinero,// eras río,//ya eres mar». Apóstrofo se refiere al signo ortográfico que indica la elisión, supresión de una letra o cifra: «¿Pa’qué?».

Entre comible y comestible existe una diferencia de sinonimia. Comible es un adjetivo de uso familiar; se aplica a las comidas que no son exactamente desagradables al paladar.

Su antónimo, incomible, se dice de lo mal condimentado. El adjetivo comestible significa que se puede comer. También se llama así a todo género de mantenimiento. En este caso se prefiere en plural: los comestibles.

Haragán aparece registrada con la acepción de quien rehúye del trabajo. También es utensilio para fregar el suelo, el cual consta de un palo horizontal con una goma y de un palo vertical con el que se maneja.