Búsqueda Personalizada

domingo, junio 16, 2013

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN


Apéame

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Hemos hablado mucho de la importancia de que exista concordancia entre el tiempo de una forma verbal y el de las demás dentro de la oración, incluso dentro del párrafo. Di: Era quien tenía y fue quien tuvo. Eso es lo correcto. Oí hace poco: «Era quien tuvo y fue quien tenía».

Tampoco debemos olvidar la que existe entre el sujeto y el verbo. Me dieron ganas de verte. Sí, «las ganas» es el sujeto y «dieron», el núcleo del predicado. Por eso es un error decir: «¡Me da unas ganas de verlo!» Las ganas no «da», sino dan. «A mí» no podría ser sujeto. Nunca la preposición lo encabeza.

«Un traje de apéame uno» quiere decir, entre nosotros, de poca calidad. El origen de la expresión está en que los vendedores ambulantes llevaban las ropas baratas que ofertaban, colocándolas colgadas en lo alto de sus carretas o en alforjas junto a la montura.

—Apéame uno (ese, aquel) —pedía el comprador, y quedó la frase. Apéame, del latín appedare (de pes, pedi, pie) quiere decir en uno de sus significados, bajar de un sitio alguna cosa.

La frase: en cierne, si se refiere a una planta, es: en flor. Aunque se admite en singular, se prefiere en plural, sobre todo si la usamos en sentido figurado. En el país había entonces una revolución en ciernes (aún en fase de formación).

Digamos: Toda La Habana estaba de fiesta, en lugar de: Todo La Habana estaba de fiesta. Todo Río de Janeiro supo la noticia; en vez de Toda Río de Janeiro supo la noticia.

Di: Gabriela, en lugar de Grabiela. Muchas personas confunden la pronunciación de ese nombre.

No digas: «Lo mató un trueno». Los rayos matan; los truenos no.

LA RESPUESTA DE HOY

Sumergido es participio pasivo de sumergir—meter una cosa debajo del agua o de otro líquido. Lo sabemos. Figuradamente: abstraerse, concentrar la atención en algo. Una lectora dudaba de la corrección de este empleo. Inmerso, de inmersus, es participio pasivo del verbo latino inmergere, sumergir, sinónimo de sumergido. Figuradamente, ensimismado: Permanecía inmerso en sus pensamientos. No, estimada amiga: no existe el verbo «inmersar».