Búsqueda Personalizada

sábado, junio 22, 2013

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN



De vándalos y bandidos
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)  

No debemos decir «este ancla de plata», sino esta ancla de plata.

Se ha de emplear cerciorarse de que en vez de «cerciorarse que». Te cercioras de algo, no te cercioras algo.

Hemos oído muchas veces: Como bien dijo…, pero hace poco oí Como bien dije. Sería mejor: Como dije. No califiquemos nuestras opiniones; dejemos que los demás lo hagan.

Efigie es la representación de una persona; en sentido figurado, la personificación viva de una cosa ideal, la efigie del dolor, por ejemplo. Esfinge es un monstruo fabuloso, generalmente con cabeza, cuello y pecho humanos, y cuerpo y patas de león. «Esfingie» es un injerto de mono con aura —como decimos en Pinar del Río a las cosas raras—, una palabra inventada por alguien.

Revalidar significa ratificar o confirmar, dar nuevo valor a una cosa, no «rivalidar» como se dice por ahí. Se revalida un título.

La palabra «potencializar» es otra creación de alguna persona. Lo correcto es potenciar, comunicar potencia a una cosa o incrementar la que ya tiene.

LA RESPUESTA DE HOY

Un lector me pregunta por qué si bandido y bandidismo se escriben con be —igual que banda—, vandálico —que según él, viene de banda— lleva uve.

Vandálico procede de vándalo (la) no se deriva de banda; es individuo perteneciente a un pueblo bárbaro de origen germánico oriental, originario de Escandinavia. En algunas regiones de América dicen vandalaje al bandidaje, pero ¿sabe?, bandido es el fugitivo de la justicia llamado por bando (edicto o mandato). Como el antiguo verbo bandir (publicar bando contra un reo ausente con sentencia de muerte en su rebelión).