Búsqueda Personalizada

sábado, marzo 27, 2010

MARTI SEGUN FERNANDO PEREZ: EL NIÑO Y ADOLESCENTE QUE FUE Y PUDO HABER SIDO

Por Cecilia Crespo (Granma)

Desde que supimos que Fernando Pérez comenzaba a gestar un nuevo filme, en el que nuestro Héroe Nacional sería el protagonista, indagamos sobre las especificidades del proyecto.

Luego de casi dos años de trabajo acaba de estrenarla en Camagüey y en La Habana. La película narra la vida de José Martí desde los 9 hasta los 17 años en que se convirtió en el preso número 113 de la primera brigada de blancos debido a sus convicciones políticas.

En dos horas estimadas de duración el filme aborda al Apóstol desde la mirada intimista y cómplice del director y guionista quien se apoyó en su staff de siempre y en reconocidos actores para su concepción, según declaró a Granma el realizador de Clandestinos y Suite Habana.

Martí, el ojo del canario. ¿Cuánto hay de ese título en el filme?

Como he comentado en varias ocasiones me cuesta mucho trabajo titular mis películas y esta me fue aun más difícil. Existe este verso de Martí que es uno de sus versos sencillos mas conocidos y sin dudas uno de los más ambivalentes, profundos, metafóricos y que te invitan a la reflexión. Es uno de los que mas provoca al pensamiento y las múltiples explicaciones y posibles interpretaciones. Siempre me gustó y pienso que es uno de los que más capta la personalidad y el ideario martiano por su sutileza y profundidad. En la película se hace referencia a esto pero muy indirectamente, de hecho el verso ni siquiera aparece porque fue escrito posteriormente a la etapa que abordamos. Si los que han leído al Apóstol lo relacionan con lo que ocurre en la cinta, entonces bienvenida sea la asociación.

Sabemos que por primera vez escribió el guión solo. ¿Cómo fue la concepción esta vez?

Decidí escribir el guión solo, por primera vez sin ningún colaborador porque me di cuenta de que lo que quería expresar era una visión muy personal e intimista del héroe. Fue una gran y exhaustiva investigación de muchos meses en la que trabajaron conmigo Gloria María Cossío y Alejandro Gutiérrez, luego de la cual podemos decir que somos prácticamente especialistas de ese periodo martiano. Después vino la inspiración y el procesar toda esa información en un proyecto cinematográfico. Superponerlo todo en un largometraje de ficción donde hay etapas y momentos que debemos recrear porque no existen datos y dramatúrgicamente era necesario unir o separar algunos períodos.

¿De qué aristas novedosas se valió para diferenciar a su Martí de los realizados anteriormente?

Pienso que este Martí no tiene nada que ver con la cinta de 1953 titulada La rosa blanca y no va por la misma cuerda de Páginas del diario de José Martí de José Massip, cinta que vi y que creo que debe ser más valorada por la audacia con que se aborda el personaje. Considero que es bastante diferente no tanto por la mirada narrativa sino por la narración en sí misma, más por el "qué" que por el "cómo", por la forma en que se focaliza la historia más que en el cómo se narra.

¿Cómo se desdibujan las fronteras entre ficción y realidad en la película?

Pienso que este Martí no será un Martí estrictamente biográfico aunque respeta mucho la historia, toda la infancia conocida y la que nos imaginamos. Tiene de realidad y también ficción sin desdibujar fronteras sino más bien respetándolas e imbricándolas cuidadosamente.

¿Qué fue lo que más le legó y aportó Martí con este proyecto?

Me hizo reflexionar ya que su vida y obra son espejos para nuestros actos siempre y cuando la apreciemos como la de un hombre que sufrió, amó y pensó con gran profundidad y sensibilidad. También me enseñó que lo más profundo se encuentra en lo más simple.

¿Y si habláramos de retos y desafíos del filme?

Sentir que estaba logrando un personaje vivo. Extrapolarlo de cierto modo a nuestra cotidianidad y sentir que fuera un niño y un joven con el cual se pudieran sentir identificados los de ahora mismo, no una figura de cartón, sino uno con los mismos conflictos y alegrías.

¿Cómo cree que el público recibirá la película?

Es una obra destinada a todo tipo de públicos mientras los espectadores se identifiquen con los matices y complejidades de los personajes y de la historia. Creo que la recibirán bien aunque eso siempre es un misterio como el mismo ojo del canario.

¿Y cómo se la contaría a un lector futuro espectador?

Es una película de narración clásica, una historia de vida narrada cronológicamente en un lenguaje muy realista, clásica en el sentido de construcción dramatúrgica. Les diría que es mi visión, mi interpretación de ese gran hombre, no una mera biografía porque para eso hubiera realizado un documental. También les diría que la apreciaran como una recreación del joven Martí que fue y del que pudo haber sido.


ARTICULOS RELACIONADOS

José Martí, el ojo del canario
Por Rolando Pérez Betancourt (Granma)


Rejuego Aparencial
Por Ada Oramas (Tribuna de La Habana)