Búsqueda Personalizada

sábado, septiembre 08, 2012

RAZAS DE GATOS PRESENTES EN CUBA



PERSAS

El crédito por la raza Persa generalmente se le da a Turquía, Irán (antigua Persia) y los países vecinos y se piensa que fueron introducidos en Europa desde el tiempo de las Cruzadas. Los gatos de pelos largos provenientes de Persia diferían de sus primos Turcos en que sus cabezas eran más anchas, con narices más cortas y orejas más pequeñas y son estas características, además del largo de su pelo, las que le han dado fama a la raza. Se asume que su largo pelo es producto de una mutación en gatos de pelos cortos, posiblemente de origen Egipcio; el clima más frío de aquellas regiones, parece haber favorecido esta mutación.

Existen diferencias entre los gatos Persas presentados en la primera exposición felina efectuada en Londres en 1871 y los actuales, lo que habla del trabajo de selección de los criadores en todos estos años. El Persa actual debe ser un animal de tamaño mediano a grande, con estructura ósea pesada, de forma abarrilada, patas cortas, rabo de largo mediano y que debe dar la impresión de robustez.

Posiblemente la característica más relevante de la raza es el largo del pelo, que la distingue entre todas las demás y constituye el punto de admiración de todos, pero el de más trabajo y preocupación para sus dueños. Pero un Persa no es simplemente un gato de pelo muy largo y según la opinión de jueces y expertos, lo fundamental de la raza es su estructura, estando en la cabeza y sus elementos, sus parámetros más determinantes.

La cabeza debe ser redondeada y grande, hocico chato, nariz pequeña, que idealmente debe de estar situada en el espacio entre los dos ojos y que en la actualidad se ha llegado a límites en que los conductos lagrimales se ven afectados, produciéndose un lagrimeo constante en los animales más extremos. Los ojos deben de ser redondos y grandes, de color ámbar, con excepción de las variedades chinchilla e himalaya, los que tienen ojos verdes y azules, respectivamente. Las orejas deben de ser pequeñas, estar implantadas bien separadas una de la otra y bajas en los costados, de tal forma que las puntas, que deben de ser redondeadas, no sobresalgan del perfil de la cabeza. La frente abultada y sobresaliente (“domming”). La nariz debe de ser el punto central de la cara, de tal manera que si trazásemos con un compás imaginario tomándola como apoyo un círculo alrededor de la cara, ninguna de sus partes debe sobresalir. Deben de tener una expresión dulce. Son de carácter apacible, muy sedentarios y existen en toda la gama de colores que se observan en los Pelos Cortos y Semilargos.

La impresión general que debe dar un gato Persa es de redondez y es en esa dirección en la que han trabajado y trabajan los criadores de todo el mundo.

EXÓTICOS

Los primeros exóticos llegaron a Cuba a mediados del año 2004 provenientes de México, del prestigioso criadero Nippuren. La Exótica es una raza hermana de la Persa y se les llama así a aquellas en que su única diferencia estriba en el largo del pelo. Los Exóticos sólo difieren de los Persas en el largo de su pelo, que es corto.

La raza apareció en Estados Unidos a finales de la década de los 50s, cuando una criadora llamada Carolyn Busey cruzó una gata Persa con un gato Burmés, con el objetivo de obtener cachorros Persas de color chocolate, pero en lugar de ello nació una camada de Persas de pelo corto. Después del indispensable proceso de selección, fué reconocida como raza el 1ro. de Mayo de 1967 por la Cat Fanciers Association y desde entonces es una de las más populares, tanto en América como en Europa.

AZULES CUBANOS

La Azul Cubana es una raza de reciente reconocimiento por nuestra Asociación, pero desde hace muchos años sabíamos de la existencia de estos hermosos animales; afortunadamente y gracias a su bella y poco común apariencia, deambulan poco por las calles, pues sus ejemplares siempre encuentran afortunados dueños que los acogen y cuidan. Se ha reportado su presencia a lo largo de toda Cuba.

Esta es una raza completamente natural, surgida espontáneamente por cruzamientos al azar y la única intervención humana en la actualidad es la selección de los mejores ejemplares y sus cruzamientos dirigidos, a fin de lograr animales cada vez más perfectos.

Los Azules Cubanos son animales de tamaño mediano a grande, con cuerpos desarrollados, robustos y de apariencia resistente. Las hembras son generalmente más pequeñas, pero deben de ser similares proporcionalmente. Son gatos de pelos cortos o semilargos en dependencia de su variedad. La cabeza debe ser redondeada y armonizar con la cuadratura de su hocico. La impresión general debe ser de fortaleza, balance y simetría, indicando poder, resistencia y agilidad.

Se debe dar gran importancia al color de su pelaje, que debe ser de un gris azulado en cualquier tonalidad y presentando reflejos plateados.

SIAMÉS THAI

El origen de la raza Siamesa se pierde en la leyenda y todo parece indicar que apareció alrededor del año 1600 en Tailandia, antiguo Reino de Siam, donde se les conocía como Gato Real de Siam o Gato Diamante y era de propiedad exclusiva de la aristocracia real y religiosa. Fue introducida en Inglaterra y EEUU en la segunda mitad del siglo XIX y en 1871 se exhibieron dos ejemplares en la exposición felina celebrada en el Palacio de Cristal, en Londres. En Cuba, las primeras referencias que tenemos de su presencia datan de los años 40s.

El Siamés Tradicional o Clásico es un animal de tamaño mediano, de aspecto musculoso y robusto, con estructura ósea redondeada y al mismo tiempo, balanceada y proporcional; no deben de ser exagerados en ninguna de sus medidas. Son gatos de pelo corto y las diferencias fenotípicas están centradas en la presencia de puntos coloreados en la máscara, cola, patas y genitales. Sus ojos, de un color azul brillante, constituyen una de sus características más distintiva.

Producto de un trabajo de selección de los criadores norteamericanos, apareció un fenotipo Siamés en extremo esbelto y estilizado, con largas extremidades y de cabeza triangular, que se ha impuesto en el mundo de la afición felina y es el reconocido por la mayoría de las asociaciones internacionales.

Pero el antiguo fenotipo Tradicional se mantuvo presente con algunos criadores particulares y asociaciones felinas, nuevamente está ganando popularidad en el gusto y preferencia del público y muchas prestigiosas asociaciones internacionales como la World Cat Federation, a la cual estamos afiliados, lo reconoce como raza Thai; nuestros "Siameses" en Cuba, ahora debemos de llamarlos Thai.

ORIENTAL

A principios de la primera mitad del siglo XX, dentro de la raza Siamesa estaban reconocidos todos los colores, pero los criadores norteamericanos decidieron excluir a aquellos ejemplares que no presentasen los clásicos puntos coloreados que todos en la actualidad conocemos y así lo impusieron en el estándar de la raza. Aquellos criadores que poseían ejemplares de colores no acromelánicos decidieron establecer la raza Oriental, fenotípicamente igual a la Siamesa, exceptuando el color y fué reconocida en 1977. Actualmente se cuentan más de 300 colores y patrones diferentes dentro de los Orientales.

PELO CORTO

No caben dudas que los ancestros de los actuales Pelos Cortos llegaron a América en las carabelas españolas, durante la Conquista y con los Peregrinos a Norteamérica. El Pelo Corto es "el gato", por antonomasia.

Producto de una selección natural de siglos, estos animales lograron sobrevivir, desarrollarse y reproducirse aún en las condiciones más adversas y los vemos pululando en nuestras ciudades.

Fueron los norteamericanos los que llevaron a cabo por primera vez un trabajo de selección y cruzamientos dirigidos entre los Pelos Cortos, llegando a establecer la raza Pelo Corto Americana, con toda su genealogía, siendo reconocida en la actualidad por las principales asociaciones de aficionados a los gatos de América y una de las preferidas del público.

En Brasil, Pablo Ruschi llevó a cabo un interesantísimo trabajo de selección y cruzas dirigidas y logró establecer el Pelo Corto Brasileño, reconocido en la actualidad en la WCF.

En Cuba, este es un trabajo que queda por hacer y es tarea de nuestra Asociación emprenderlo como una prioridad. Mientras tanto, tenemos magníficos ejemplares con los que trabajar y muchos ya han sido evaluados con vistas a que dentro de pocos años, podamos tener nuestros Pelos Cortos Cubanos.

El Pelo Corto es un gato de tamaño mediano a grande, de estructura poderosa y atlética. Tienen una cara ancha y de pómulos llenos, con ojos grandes y casi redondos. Las orejas están implantadas bien separadas y redondeadas en las puntas. Su pelaje es corto y denso y existen en los mas variados colores y patrones.


 
PELO SEMILARGO

Los Semilargos constituyen una raza hermana con los Pelos Cortos, difiriendo solamente en el largo de sus pelos.







BIRMANA

Los Birmanos, como usualmente se les llama, se cree que son originarios de Burma, en donde eran considerados como sagrados.

La historia de los Birmanos actuales está tan llena de misterio como sus orígenes. Se sabe que por el año 1919 se trató de introducir desde Burma a Francia una pareja de Birmanos, pero el macho no sobrevivió la larga travesía y murió, pero afortunadamente la hembra estaba preñada.

A partir de esta muy precaria base se estableció la raza en el hemisferio occidental y el Registro Francés la reconoció en 1925. A finales de la 2da. Guerra Mundial, sólo una pareja de Birmanos había sobrevivido. La raza fué reconocida en Inglaterra en 1966 y en EEUU en 1967.

En Cuba, los primeros ejemplares entraron desde Argentina en el año 2004.

Los Birmanos son gatos grandes y robustos. Su largo y sedoso pelaje no es tan espeso como el de los Persas y tiene una textura que no le permite que se le formen nudos. El color del manto es claro, preferiblemente con un viso dorado. Tiene marcas de colores, similares a las de los Siameses, en la cara, patas y cola. Ojos casi redondos y de un azul profundo, colocados en una cara expresiva, de fuertes mandíbulas, cachetes llenos y nariz romana.

Su característica más distintiva son sus garras blancas, como con guantes, que idealmente deben de ser simétricas y los traseros deben de subir hasta la parte media del dorso de la pata, terminando en punta, formando una figura a la que se le llama lazo.

BENGALI

La raza Bengalí fue creada en los años 80s en EEUU, a partir de la hibridación entre el leopardo asiático y gatos domésticos seleccionados. El objetivo de Jean Mills, su creadora, fue la de obtener animales con la apariencia de sus antecesores salvajes y el carácter y docilidad de nuestros gatos mascotas...y lo consiguió. En la actualidad constituye una de las razas de mayor desarrollo a nivel internacional y fue introducida en Cuba a mediados del 2006.

Los Bengalíes son animales atléticos, muy alertas a su medio ambiente; un gato amistoso, inteligente, curioso, confiado, con fortaleza, agilidad, balance y gracia. Son animales de tamaño mediano a grande, que exhiben una estructura muy musculosa y sólida; las hembras son generalmente más pequeñas que los machos, pero muestran cualidades similares proporcionalmente. Tienen nariz ancha, con prominentes almohadillas para bigotes, grandes ojos ovalados, casi redondos, en una cabeza ligeramente pequeña, lo que les aumenta la apariencia salvaje. Su perfil casi recto y sus orejas relativamente cortas, con una ancha base y redondeadas en las puntas, le dan al Bengalí una apariencia distintiva y única. El pelo corto y denso, con patrones tabby moteado o marmolado, tiene una textura suave y sedosa. La cola es gruesa y de mediano tamaño. Existen en dos colores: carmelitas y nevados


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola quisiera hacerme de un gatico persa vivo en cuba, me pudiera poner en contacto con alguien para ver si puedo comprar un gato persa, please. Mi email: janselon86@gmail.com