Búsqueda Personalizada

jueves, septiembre 23, 2010

GEOGRAFIA POLEMICA: SOLO DOS CONTINENTES TIENEN COLOR EN LA PRENSA… ¿POR QUE?

Por Alexis Schlachter (Cubaperiodistas)

- Francamente, periodista, nunca había pensado en ese detalle de la prensa internacional muy curioso por cierto…África es el Continente Negro y la Antártida es el Continente Blanco…

- Uno por el color mayoritario de su población total mientras el segundo sólo tiene en cuenta el tinte blanco de su territorio, que está cubierto de hielo.

- Me llama la atención que en uno y otro caso sean diferentes los puntos de partida para la coloración de esos dos continentes. Francamente no entiendo y, por eso, en esta ocasión no polemizaré con usted sino seré todo oído a sus palabras.

- No obstante si tiene alguna duda no se limite en preguntarme.

- Gracias. Adelante…

- Cualquier persona puede señalar sin equivocarse los colores de dos continentes: África es negra, mientras la Antártida tiene una coloración blanca innegable e inobjetable. En este último caso, ese gigantesco territorio de más de 13 millones de km2 que acumula el 90 por ciento de todo el hielo terráqueo, tiene bien puesto el sobrenombre, desde el momento en que, físicamente, el color blanco domina toda la geografía del lejano paraje sureño. El blanco para ese continente es asumido desde el punto de vista físico como el color dominante. Y así lo prueban, sin duda alguna, las fotos tomadas por satélites. Si aplicamos igual parámetro a África... ¿el color negro se deberá acaso a que un portentoso manto de petróleo cubre a todo el continente?. Por supuesto que no. África, vista desde las alturas, tiene coloración predominantemente verde y amarilla debido a sus selvas y a las arenas del mayor desierto de la Tierra, el Sahara, con algo más de 9 millones de km2, área solo inferior a la de las cuatro naciones más grandes, en extensión, del planeta tomadas individualmente (Rusia, Canadá, Estados Unidos de América y China).

- Se conoce que el continente africano es denominado negro en los medios de comunicación internacionales por el pigmento de la piel de la mayoría de sus habitantes y no debido al color físico de sus 30 millones de km2 de áreas boscosas (verdes) y desérticas (amarillas). Justamente aquí se abre una interrogante que no será tan fácil contestar: ¿Por qué en el caso de la Antártida lo de continente blanco tiene que ver con la coloración predominante en su territorio mientras al mencionar África negra no se sigue igual patrón físico, sino otro bien diferente, el étnico?.

- La respuesta no está dada por congreso internacional alguno de la ciencia geográfica, ni siquiera podemos buscarla en la Real Academia Española. Esa sutil diferencia conceptual para determinar el color predominante en dos continentes se relaciona con los poderosos medios informativos de este mundo globalizado. Los mismos que, curiosamente, no ofrecen color alguno para denominar, de manera alternativa, ni a Eurasia, ni a América, ni a Australia. ¿Por qué?

- Si África es el continente negro debido al color de la piel de sus habitantes y a la Antártida se le conoce como el continente blanco por ser un gigantesco reservorio de hielo, los medios de prensa internacionales tienen no uno, sino dos puntos de partida diferentes para escoger a gusto y sobrenombrar al resto de las grandes masas terrestres. Sin embargo, desde el ángulo étnico, invito a que busquemos -infructuosamente, se los adelanto- un solo párrafo dedicado a un "continente blanqui-amarillo" (Eurasia); América, donde tiene su asiento el país más poderoso de la Tierra -Estados Unidos de América- carece de sinónimo. La Europa blanca que se jacta de ser continente independiente de Asia cuando es sólo un apéndice geográfico (península) de ésta, tampoco lo tiene. Más aún, ni siquiera lo reivindica un solo medio de prensa de esa vasta e importante zona geográfica. Pensándolo bien... ¿quién se atrevería a quitarle ese sinónimo primigenio a la América, donde se encuentran ubicados geográficamente los poderosos Estados Unidos de América, racialmente blancos (aunque bajo la presidencia de un mandatario negro entre el 2009 y 2012?). Ni pensarlo a pesar de los pesares.... entonces… ¿por cuál motivo la prensa estadounidense no lanza campaña alguna para reivindicar la blancura del continente donde se halla enclavado?

- Tarea espinosa y controvertida endilgarle el sobrenombre de continente blanco a toda América, desde el ángulo étnico, simplemente por tener mayoría blanca el coloso norteño pasando por alto a naciones donde hay fuerte presencia -mayoritaria- de descendientes de pueblos aborígenes (con piel no blanca) como México, Guatemala, Perú y Bolivia. O echar por la borda la realidad negra y mestiza del Caribe. Y aún aceptando la forzada división geográfica de Eurasia en Europa y Asia como continentes independientes, a este último sería difícil, también políticamente, endosarle lo de "continente amarillo". Porque 20 naciones asiáticas, de 47 estados independientes en esa parte del mundo, son étnicamente blancos. ¿Acaso tienen piel amarilla, baja estatura y ojos rasgados los iraníes, israelíes, sirios, indios, chipriotas, turcos, sauditas, iraquíes, etc.? Mencionar en los medios de prensa internacionales a Asia como el continente amarillo podría traer consecuencias desagradables particularmente en el caso de los israelíes, asiáticos amigos cercanos de los Estados Unidos de América. Pero también con Rusia. Los ciudadanos rusos, sea Europa o Eurasia el punto de referencia, ¿qué serían?... ¿asiáticos?... ¿europeos?... Entonces, ni continente blanco para Europa ni amarillo dando color a la otra parte de Eurasia.

- Con Australia sería igualmente delicado el asunto.

- ¿Compitiendo por el calificativo blanco con la América donde se encuentra enclavado, precisamente, Estados Unidos de América y olvidando, de paso, la realidad étnica cobriza de una parte de los pequeños estados de la zona de Oceanía donde se encuentra este continente de más de 7 millones y medio de km2? ¿Enfrentar Australia simultáneamente al coloso norteamericano y a la poderosa Europa para reivindicar el color blanco por el pigmento mayoritario de la piel de su actual población?... ¿olvidar definitivamente el color oscuro de sus aborígenes? ¡Menudo problema social y político! Quienes diseñan las estrategias informativas de las grandes transnacionales de la información conocen perfectamente los inconvenientes de colorear a todos los continentes por motivos étnicos. De paso, saben de la similitud en cuanto a diferencias étnicas en los extensos territorios de América, Eurasia y Australia. Demasiado parecidos desde ese ángulo de múltiples etnias para establecer diferencias periodísticas. Y han decidido pigmentar sólo a dos, partiendo de puntos de vista diferentes conceptualmente y sin tener en cuenta más que intereses políticos.

- ¿Y no puede traer graves complicaciones el colorear de negro a África conociendo, como se sabe, que étnicamente hay naciones enteras con piel blanca? ¿Que hay alrededor de 160 millones de habitantes autóctonos del norte africano con la piel blanca?

- Esa cuenta la han sacado muy bien los monopolios de la información mundial. Y esta otra: ¿qué pueden hacer naciones del Tercer Mundo en la zona por impedir esto? Ninguna tiene grandes cadenas informativas propias o editoriales de amplia demanda que lleguen con su verdad a todo el planeta. O poderío económico mancomunado de los países africanos a tener en cuenta. Colorear de negro a un continente donde coexisten naciones étnicamente oscuras y blancas, recuerda sutilmente la esclavitud, el poderío de los colonialistas, la sumisión a sangre y fuego de pueblos enteros. La supremacía del señor poderoso, inteligente, superior, de piel muy clara. Y olvidar, de paso, que una nación étnicamente blanca como Egipto, a orillas de un río africano, el Nilo, aportó avances a la Humanidad. O que África ha sido la cuna del hombre.

- Si no hubiera malas intenciones... ¿por qué ni una sola cadena informativa del llamado "mundo occidental" ha intentado, siquiera por un día, darle a África el color de sus tierras y no el de la piel de una parte de sus habitantes?.

- He ahí, al desnudo, lo que podemos denominar manipulación política de un término geográfico como lo es el de los continentes y su presencia en la prensa.

- Estoy cogiéndole el gusto a esta sección de Cubaperiodistas porque hace pensar desde un ángulo polémico… y cultural. Porque cultura no son solamente las bellas artes y las letras. También las ciencias forman parte de ésta. Y la geografía es una ciencia muy importante… ¿qué tiene para el próximo encuentro?...

- Pues, una sorpresa…