Búsqueda Personalizada

sábado, octubre 10, 2009

PODEMOS ENTRE TODOS ENFRENTAR Y VENCER LA SITUACION EPIDEMIOLOGICA ACTUAL

Por José A. de la Osa (Granma)

Ante el avance de la segunda ola pandémica de la influenza A H1N1, que afecta en el momento actual a 186 países del mundo, el doctor Luis Estruch Rancaño, viceministro para la Higiene, la Epidemiología y la Microbiología, dijo que si Cuba ha logrado eliminar 16 enfermedades trasmisibles, y puede controlar muchas otras; si en mortalidad infantil, materna y en sida exhibimos los mejores indicadores del continente, no hay duda que tenemos posibilidades, entre todos, de enfrentar esta pandemia, que, reconoció, es "complicada" pero "vamos a salir de ella".

Cuba está en condiciones, sin pánico, con tranquilidad, sabiendo las capacidades que tiene nuestro país, de dar una batida al A H1N1, a la conjuntivitis y al dengue.

Estas afirmaciones fueron formuladas al concluir este viernes la Mesa Redonda Informativa sobre la situación epidemiológica en Cuba con la influenza A H1N1, las enfermedades respiratorias agudas y el dengue, en la que participaron también los doctores Manuel Santín Peña, director nacional de Epidemiología; Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Laboratorio de Virología del Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" (IPK); José Ángel Portal Miranda, viceministro de Asistencia del MINSAP; Irene Rivero Ferreira, viceministra del Ministerio de Educación, y el coronel José E. Betancourt Lavastida, jefe del Departamento de Gestión para la Reducción de Riesgo del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil. (EMNDC), moderados por Randy Alonso Falcón.

Al abundar en el tema del dengue, Estruch dijo que el país durante este año ha tenido 48 casos importados de la enfermedad, se produjo un brote en julio localizado en Centro Habana, y actualmente hay otro en el municipio Playa, Ciudad de La Habana, donde se trabaja desde hace 64 días, aunque no se ha producido un solo caso de dengue hemorrágico ni se ha producido una extensión epidémica.

Apuntó que lo más importante es que hay Aedes aegypti y refirió que en las ciudades de Guantánamo, Santiago de Cuba, Bayamo, Camagüey, Santa Clara y Ciudad de La Habana hay infestación de Aedes, y lo primero que hay que hacer es bajar esa infestación con medidas ambientales, con percepción de riesgo, con participación comunitaria, con acciones de vigilancia epidemiológica para evitar una epidemia.

El mensaje es, sobre todo, de enfoque preventivo. Quitémosle el "salón de parto" a la mosquita Aedes aegypti, planteó, que no es más que el lugar donde ella pone los huevos, y es la que pica, la que trasmite. Y eso se llama autofocal semanal. Eso se llama que cada ciudadano en su casa, en su centro de trabajo, en sus alrededores le haga la vida imposible a ese vector, y con el apoyo de los organismos estatales y de masas enfrentar los trabajos de saneamiento.

El viceministro Portal Miranda recordó que la cepa del virus A pandémico es una nueva variante para la cual no existe inmunidad en la población.

Puso énfasis en los síntomas que caracterizan la enfermedad: fiebre igual o mayor a 38 grados Centígrados, síntomas respiratorios como la tos, secreción nasal, dolor de garganta, congestión nasal, expectoración, el dolor de cabeza, y también pueden aparecer dificultades para respirar, dolores en articulaciones y musculares, escalofríos y vómitos.

Sin embargo, las manifestaciones no se presentan de igual forma en el ciento por ciento de las personas. De ahí la importancia que ante cualquiera de estos síntomas se acuda al médico.

En los niños se presenta a veces con fiebre alta no explicable, e incluso en recién nacidos puede ser la única manifestación. En niños mayores aparece, con mucha frecuencia, laringitis, faringitis, bronquitis y neumonía. Esta es una enfermedad que dura como promedio de 5 a 7 días, aunque los síntomas pueden durar hasta dos semanas o más.

FUNDAMENTAL LA ATENCIÓN PRIMARIA

En cuanto a la organización y aseguramiento de la atención médica en el país, el doctor Portal se refirió al papel fundamental de la atención primaria, la de los médicos y enfermeras de la familia. Es a ese nivel, indicó, al que primero deben acudir las personas cuando tengan alguna manifestación.

Otra tarea esencial está referida al pesquisaje activo: la búsqueda de pacientes con enfermedades respiratorias agudas, fundamental para el diagnóstico y tratamiento oportuno de estos pacientes. Informó que se han adoptado las medidas asistenciales que permiten el flujo, aislamiento y tratamiento adecuado de cada paciente.

Un ejemplo de las medidas organizativas es la decisión de convertir los servicios habituales de atención a enfermedades respiratorias en los hospitales pediátricos, en unidades cerradas, para evitar visitas indiscriminadas, y exigiendo estrictamente todas las medidas de protección.

Informó que también se han creado capacidades extrahospitalarias para el ingreso y seguimiento de personas portadoras de la enfermedad.

Lo anterior se complementa con la existencia de 253 unidades de atención al paciente grave en hospitales y 121 en áreas intensivas municipales, con una disponibilidad de más de 2 500 camas en estos servicios.

Refirió que el sistema de emergencia médica (las ambulancias) se encuentra activado a través de todos los centros coordinadores para el traslado de los pacientes que por su estado de salud así lo requieran.

El viceministro afirmó que el sistema de salud tiene asegurados los recursos humanos y materiales que se requieran para el enfrentamiento de esta pandemia. Alertó que ninguna persona debe automedicarse y que la aspirina está contraindicada en la influenza A H1N1.

En cuanto al tratamiento de las embarazadas con esta influenza han sido atendidas alrededor de 2 100, de ellas más de 110 en estado de gravedad. Hasta el momento se han producido tres fallecimientos.

A esta altura de la intervención del viceministro de Asistencia Médica, Randy preguntó: Ante el reto que significa esta epidemia, ¿qué mensaje debemos trasmitirles a los integrantes del sistema nacional de salud?

Que es necesario, dijo, la sospecha clínica de la enfermedad cuando los pacientes acuden a la consulta. También que la pesquisa activa es una herramienta muy eficaz para el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno. Por ello es esencial buscar en todos los espacios los pacientes que puedan tener síntomas respiratorios y hacer una adecuada evaluación.

Otro aspecto es la favorable evolución que se observa cuando el tratamiento se comienza en las primeras 48 horas. El seguimiento de los pacientes tiene que ser estrecho y sistemático, donde el interrogatorio y el examen físico son factores determinantes en la conducta a seguir por los enfermos. Subrayó igualmente que el uso adecuado de los medios de protección se hace imprescindible en los centros sanitarios para proteger la salud de nuestros trabajadores.

La viceministra de Educación, Irene Rivero Ferreira, puso de relieve que había muchas razones por las cuales la Educación puede acompañar una Mesa Redonda de esta naturaleza, y destacó cómo la educación es básica para la prevención en general, y muy en particular para la prevención de las enfermedades.

Anotó que sólo en el Ministerio de Educación, si se toman en cuenta las cifras de estudiantes que son atendidos por el sistema nacional de educación, puede revelar el alcance de las acciones que pueden realizar, porque estamos hablando, dijo, de más de dos millones de estudiantes, que van desde los círculos infantiles hasta los que cursan las universidades de ciencias pedagógicas.

Por ello, añadió, la educación en general tiene una alta responsabilidad y muchas tareas que asumir en el trabajo que orienta el Ministerio de Salud Pública.

A 167 días del inicio de esta pandemia en el mundo, el moderador solicitó al doctor Santín que hablara de la situación epidemiológica de nuestro país. Indicó que en los primeros meses de aparecida la epidemia, por un conjunto de medidas adoptadas, se logró contener la primera oleada, y los casos reportados eran de personas que entraban al país.

Ahora hay una situación diferente: se acumulan 621 casos confirmados (177 niños y 444 adultos) y a partir de agosto se presenta un mayor número de casos autóctonos.

EN PRIMER PLANO LA HIGIENE PERSONAL Y COLECTIVA

Enfatizó en que ahora más que nunca hay que poner en primer plano de atención las medidas de higiene personal y colectiva para disminuir en lo posible el grado de propagación de la epidemia.

La jefa del Departamento de Virología del IPK, la doctora Guzmán, se refirió a la capacidad diagnóstica de nuestro país para la detección de enfermedades como la influenza A H1N1, el dengue, afecciones respiratorias agudas y habló también de cómo se realiza el muestreo en todo el territorio nacional. Nuestro país, dijo, ha estado preparándose para enfrentar el diagnóstico con su red de laboratorios y su Centro de Referencia en el IPK, y puso como ejemplo que en este período se implementó el diagnóstico de 22 virus respiratorios.

El Coronel Betancourt reiteró en su intervención la importancia de que la población cumpla las medidas establecidas, con la misma disciplina y rigor que responde a las medidas de protección ante ciclones tropicales, de lo cual nuestro pueblo se enorgullece.

Puso de relieve la alta responsabilidad ciudadana, individual y familiar, en el cumplimiento estricto de las medidas que se dictan, en la seguridad de que el país trabaja por cumplir un concepto establecido por el compañero Fidel de que nadie será olvidado ante ningún peligro.

Por eso se insiste en las medidas de prevención, en la responsabilidad individual de acudir tempranamente al médico, de no ocultar los síntomas, con la garantía de la existencia de una resolución del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social que establece un tratamiento salarial diferenciado para estas personas enfermas.

De manera que decimos a nuestro pueblo que el Sistema de Defensa Civil no va a bajar la guardia hasta que este peligro cese.