Búsqueda Personalizada

martes, enero 13, 2009

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Sangre azul
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Autoestima es una sola palabra, ya registrada en la última edición del Diccionario de la Real Academia Española. No escribamos: «auto estima».

Hablando de otra cosa, ¿conoces el origen de la expresión: «Tiene sangre azul»? Es el siguiente: Se cuenta que como los nobles nunca se exponían a los rayos del sol, su piel se conservaba muy blanca y fina, tanto que, a través de ella, podían vérseles las venas azules. Esto hizo pensar a los vasallos que la sangre de quienes pertenecían a la nobleza no era roja como la suya.

El licenciado Ronaldo J. Cuervo-Arango Fumero leyó que tras los huracanes, muchos se dedicaban a «palear» la devastación. Si bien es cierto que, armados de palas, un gran número de ciudadanos palean (de palear), es decir, recogen la basura dejada por el viento, la lluvia, y la penetración del mar, en ese caso, quien escribió «palear», quiso decir: paliar, que significa aliviar, hacer menos grave un daño. Una vez hablamos de eso aquí, ¿no te acuerdas?

Deshollinar, como su nombre lo indica, es quitar el hollín. Durante años, solo aparecía esa acepción en los diccionarios. Desde hace bastante tiempo hay una segunda: limpiar paredes y techos.

Sí, se aceptan a propósito y de propósito (con intención: Lo hizo a propósito). Personalmente prefiero usar: de propósito, y dejar el primero nada más como sinónimo de adecuado: Su vestido era muy a propósito para la ocasión.

Un amigo me dijo que había leído: «Aquella tribu se alimentaba con leche de vaca fermentada», y que dudó cuál era la fermentada, si la vaca o la leche. Supongo que fue una broma suya; en este caso, «leche de vaca» es una expresión casi lexicalizada; pero de cualquier modo, la confusión en el lenguaje oral o escrito, que dicho sea de paso ocurre con frecuencia, se llama anfibología u oscuridad (también: obscuridad, ambas formas aparecen registradas).