Búsqueda Personalizada

jueves, abril 12, 2012

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Esperanto

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Caricatura: LAZ
Luna María Mayor González me cuenta que acaba de llegar a su casa, tras un largo viaje, y en su familia todos hablan esperanto. Ella quiere saber si también yo soy esperantista.


No, ni siquiera conozco una palabra de ese idioma. Lo creó el lingüista polaco Lejzer Ludwik Zamenhof, en 1887. Imaginaba que sería la lengua universal, y la nombró así porque era ese su seudónimo.

Una lectora escribe que leyó en un relato español: «…se vio obligado a tomar por la lúa…», y desea que le explique el significado de la frase. Lúa es un guante de esparto sin separaciones para los dedos, que se usa para limpiar las caballerías. «Tomar por la lúa», dicho de las embarcaciones, es perder el gobierno, porque las velas reciben el viento por la parte de sotavento, por donde no están amuradas. De acuerdo con el contexto del párrafo que remite, está empleado en sentido figurado, y se trata de perder el dominio de una situación.

Mi prima Mercedes Estévez de Trinchería me acaba de enviar un escrito muy original, que tiene que ver con el lenguaje. Se trata del uso de algunos pronombres indefinidos: «Había una vez cuatro individuos que se llamaban Todo el Mundo, Alguien, Cada Uno y Nadie. Frente a ellos, tenían un importante trabajo que hacer. Se pidió a Todo el Mundo hacerlo. Todo el Mundo estaba seguro de que Alguien iba a hacerlo. Cada Uno podía haberlo hecho, pero en realidad Nadie lo hizo. Alguien se enojó porque el trabajo era de Todo el Mundo. Todo el Mundo pensó que Cada Uno podía hacerlo, y Nadie dudaba de que Alguien lo haría. A fin de cuentas, Todo el Mundo lanzó reproches a Cada Uno, porque Nadie había hecho lo que Alguien. Si se quisiera hacer reproches a Todo el Mundo, sería muy bueno que Cada Uno hiciera lo que debiera hacer, sin tener la esperanza de que Alguien lo haría en su lugar; la experiencia demuestra que cuando se está seguro de que Alguien resolverá los problemas, generalmente no se encuentra a Nadie».

LA RESPUESTA DE HOY

Varios lectores me han preguntado qué quiere decir «destello ferroviario». La expresión apareció en la ilustración de Laz que acompañaba mi colaboración del martes 3 de abril. Pues «chispa de tren» que, como sabemos, así llaman popularmente a un ron de malísima calidad.