Búsqueda Personalizada

sábado, marzo 31, 2012

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

La llamada de auxilio SOS se utilizó por primera vez en el hundimiento del Titanic
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Una lectora me envía, desde Cienfuegos, una extensa carta, en la que me cuenta, entre otras cosas, que en el Palacio de Valle de su ciudad aparecen inscripciones que denotan la nacionalidad de algunos de los artesanos, como esta frase del Corán: «Lag ilegi ila log» (Solamente Dios es Dios).

Leotardo, de J. Léotard, acróbata francés del siglo XIX, es la prenda o braga que se prolonga por dos medias, de modo que cubra y ciña el cuerpo desde la cintura hasta los pies. Úsase también en plural; igual que de pantalón y tijera, pantalones y tijeras.

Antípoda se usa para designar a cualquier habitante del globo terrestre con respecto a otro que more en lugar diametralmente opuesto. Se emplea más como sustantivo, especialmente en masculino y en plural. Figurada y familiarmente, que se contrapone totalmente a otra cosa o persona. En los (las) antípodas es locución adverbial: en lugar o posición radicalmente opuesta o contraria.

SOS (save our souls, salven nuestras almas) fue la llamada de auxilio más extendida. Se utilizó por vez primera en el hundimiento del Titanic. Hoy en día se prefiere Mayday, señal internacional radiotelefónica usada como llamada en caso de desastre.

En latín, ph se pronunciaba como efe, por eso no deben separarse estas dos letras en voces pertenecientes a esa lengua, por ejemplo, en paraninphus.

Muchos cubanos dicen entripado como sinónimo de empapado; pero la palabra significa toca las tripas o tiene molestia en ellas: dolor entripado, por ejemplo. Se aplica también al animal muerto al que no han sacado las tripas, y en lenguaje figurado se emplea para calificar a quien está enojado o dolido y se ve forzado a disimular.

La palabra «apapipio» no aparece registrada: se llamaba así en Cuba al delator, en tiempos del machadato. Cuando el batistato, se decía «chivato».

La virago es la mujer varonil.