Búsqueda Personalizada

sábado, febrero 04, 2012

NUEVAS REVELACIONES SOBRE EL POSIBLE REGISTRO DE LA VOZ DE JOSÉ MARTÍ

Tomado de Cubadebate

A propósito de un artículo publicado en Cubadebate, el investigador radicado en Nueva Jersey, Licenciado José F. Palomino, nos hace llegar algunas consideraciones que apoyan la tesis de que el Héroe Nacional cubano José Martí grabó su voz durante un discurso, y es probable que los cilindros utilizados para el registro se conserven todavía en manos privadas.

A continuación el comentario que Palomino, estudioso de la vida Martí durante los 15 años que El Apóstol permaneció en Estados Unidos:

Ya el periodista de Juventud Rebelde, Luis Hernández Serrano hizo un artículo con el mismo tema del de Cubadebate en mayo del 2011, titulado “José Martí, entre la viola y el oboe”. Yo le contesté, pero quiero aclarar algunos puntos. Primero, no es un cilindro de cera son dos cilindros. A pesar de los miles de cilindros grabados, solo quedaba uno grabado por Theo Wangemann, con música de Johannes Brahms, al piano, que después de aplicarle alta tecnología se oye muy mal. Ahora el de Bismack tenía una duración de 1 minuto y 20 segundos, nada más.

Es indiscutible que José Martí estaba al tanto de todos los avances de la ciencia y tecnología y que su voz podía haber sido grabada en un discurso. Si es así, lo más probable es que hubiera sido en el Halman Hall -108 W 61 St, New York-, lo que hoy es el Lincoln Center, el 24 de Junio de 1893 junto con Rubén Darío, ya que en los años 1894 y 1895, los principales discurso de Martí se producen en Cayo Hueso, Jackson Ville, Ocala y Tampa, en la recaudación de fondos para la Guerra de Independencia

Durante la década del 50 y la dictadura de Batista, alguna persona anónima trató de vender los cilindros al Ministerio de Comunicaciones de Cuba. Esto dio pie a afirmar que los cilindros existen y pueden estar en manos de algún descendiente del que trató de venderlos en la década de cincuenta, y este, a su vez, desciende de alguna persona muy cerca de Martí, ya que los cilindros eran algo muy personal de El Apóstol. La preocupación debe estar en el estado de conservación de estos dos cilindros. ¿Podremos oír la voz de El Apóstol?

Cuba tiene muy buenos investigadores históricos. Creo que debe hacerse un trabajo para localizar a los descendientes del que tenía los cilindros y que los cilindros pasen a patrimonio de la nación.

Por aquí seguiremos profundizando sobre la vida de José Martí en Estados Unidos

Atentamente

Lic Jose F Palomino
New Jersey