Búsqueda Personalizada

martes, enero 03, 2012

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Quemí
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

¿Dónde están los errores? Veamos: «Los alumnos de el aula venían hoy a la escuela. Los llamé desde acá, para informarle que no habrían clases porque iban a rivalidar los títulos de los graduados en el extranjero». «De el» debe sustituirse por del. En español, sabemos que existen dos contracciones: del y al, así es que no deben usarse jamás: «a el» ni «de el». No «Iba a el parque de el pueblo», sino: al parque del pueblo. «Acá» no resulta correcto en este caso, sino aquí. En vez de «informarle», escribamos: informarles, porque son varios alumnos. «Habrían» resulta un error, recordemos, nunca es poco lo que se insiste en ello: Digamos habría. Haber como impersonal se usa siempre en tercera persona del singular. Revalidar significa dar nuevo valor, no empleemos: «rivalidar».

Consanguinidad es calidad de consanguíneo, que tienen la misma sangre. Ahora se acepta consanguineidad, pero la RAE aconseja el primero.

Me encanta leer el diccionario; y no me refiero solamente a consultarlo, que por supuesto, también, y mucho. Se encuentran cosas muy curiosas en sus páginas. Ayer vi: Quemí —especie de conejo que existió en Cuba, ya extinguido—. No recuerdo haber escuchado nunca esa palabra, y me extraña, porque durante algún tiempo, ya lo he dicho, me dediqué a estudiar lo poco que hay escrito acerca del lenguaje hablado por nuestros primeros habitantes.

Proverbial, perteneciente o relativo al proverbio o que lo incluye. Frase proverbial, la que es de uso común y expresa una sentencia a modo de proverbio o refrán. También se le llama: frase hecha. Lo proverbial es lo notorio, lo conocido de siempre, consabido de todos.

No usemos «espúreo»; sino espurio. Significa bastardo, que degenera de su origen o naturaleza. Falso, adulterado, que degenera de su origen. Un hijo espurio.

Parafrasear es hacer la paráfrasis de un texto o escrito. Paráfrasis, explicación o interpretación amplificativa de un texto para ilustrarlo o hacerlo más claro o inteligible. También: traducción en verso en la cual se imita el original sin verterlo con escrupulosa exactitud.