Búsqueda Personalizada

martes, octubre 25, 2011

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

¿Bistec o bisteck?

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)


Caricatura: LAZ

Las computadoras se arrogan el derecho de cambiar una palabra cuando la reciben mal escrita. Escribí la palabra bistec; pero terminada en ck, para decir que así no era correcta. El procesador de texto de la máquina, atrevido, la sustituyó por bistec, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo. Yo pretendía mostrar el error, y salió un desaguisado: «Se prefiere bistec y no se recomienda usar bistec».

Con el periódico en la mano, me abordó Pablo Alejandro Faura Pérez, un muchacho de los primeros grados de Primaria: «Dice mi abuelo René que si la Real Academia se peina o se hace los papelillos». Imagino que muchas personas culparían al periódico o a mí de esa indecisión «entre peinado y papelillos». Seguramente nadie pensó en el verdadero culpable. Revisas, vuelves a revisar, y cuando pasa, allá te va el disparate.

Ese mismo día cité una frase genial: «Aprende a obsequiar tu ausencia a quien no aprecia tu presencia», y lamentaba no acordarme del nombre del autor. Desde Argentina, Silvia Canavesi, una amable lectora, me recuerda que es original de Oscar Wilde. Muchas gracias.

Por televisión se escuchó a un entrevistado decir: «Le voy a la música vertiginosamente, poco a poco». Me llaman de Bejucal para contármelo. Vertiginosamente procede de vértigo, y significa de manera vertiginosa, que causa vértigos, trastornos del sentido del equilibrio, turbación del juicio, apresuramiento anormal de la actividad de las personas. Bueno, no me explico de qué modo se puede hacer lo que hace con la música.

Conversábamos un grupo de compañeros; uno de ellos contó que había visto en una parada de guaguas: «Aquí el camello no tiene cola». Y con cola también, otro afirmó haber leído en la farmacia de su pueblo: «La diabetes y la hipertensión no hacen cola».

Me pregunta una vecina: ¿Los Estados Unidos o Estados Unidos? En el Diccionario de la Real Academia no aparecen topónimos, o sea, nombres de países y ciudades; pero sí gentilicios, y en norteamericano, entre otras acepciones, dice: estadounidense, natural de los Estados Unidos de América.