Búsqueda Personalizada

martes, agosto 30, 2011

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Constelación de estrellas, ¿redundancia?
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Un periodista, Elio Ojeda, me llama para conversar acerca de algunos errores que ha escuchado o leído por ahí: «Una constelación de estrellas…». Constelación es «conjunto de estrellas que mediante trazos imaginarios sobre la aparente superficie celeste, forman un dibujo que evoca determinada figura (un animal, un personaje mitológico, etc.)». Por supuesto que constituye como vemos, una redundancia; pero pienso que si hubieran dicho: «una constelación de músicos, o de artistas o de cantantes» no hubiera estado mal, ya que en sentido figurado, se usa como conjunto, reunión armoniosa. Ahora, eso de «constelación de estrellas», sería —dice, con razón, el compañero de la prensa— como arenal de arena.

En los diccionarios hay, a veces, cuestiones que nos hacen hasta sonreír. Aquí leímos: «conjunto armonioso». En otro se ve: «Figuradamente, conjunto de personas o cosas: Una constelación de manchas». No le veo la armonía a las manchas; pero sigamos. Ojeda continuó leyendo: «… en el pentagrama musical». Pentagrama o pentágrama —de penta, cinco, y una palabra griega que significa línea, es la renglonadura formada con cinco rectas paralelas y equidistantes, sobre la cual se escribe la música. Me acuerdo que la profesora de piano decía: «Son cinco líneas y cuatro espacios». Nunca un pentagrama puede ser científico, solamente conocemos el musical.

Amolar es afilar. En otros países hispanohablantes se usa amolarse también como fastidiarse.

Se conjuga como contar: Yo cuento, yo amuelo. Nosotros contamos, nosotros amolamos.

De début, palabra francesa, se ha hecho una adaptación a nuestra lengua: debú, pero no se aconseja su uso por minoritario, sigamos diciendo debut que, como sabemos, es la primera presentación pública de un artista, un deportista, un torero… El plural es debuts. Hemos oído: ¿Cuándo debutó por primera vez? Me encantaría saber quién es capaz de debutar por segunda oportunidad. Vamos a emplear los vocablos con su significado correcto. También pudiéramos decir: presentación, en casos como este. Aunque el equivalente español es estreno, nada hay de incorrecto en emplear debut, debutante, debutar, pero no por vez primera.