Búsqueda Personalizada

martes, agosto 23, 2011

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Cómo se sienta la cucaracha?
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Caricatura: LAZ
Jeme (del latín semis, mitad), es la distancia que hay entre la extremidad del dedo pulgar a la del índice separado el uno del otro todo lo posible. También, cuando una mujer es bonita, se dice en España: «Tiene buen jeme».

Los niños cubanos, según me contó un médico holguinero, advertían antes de comenzar el juego de bolas: «Ni jemi, ni ayuda». Querían evitar que el contrario pudiera medir con su jeme y la ayuda de la otra mano. Debilitaban la e final del vocablo.

Tour es voz francesa; aparece ya como palabra española. En caso de estas voces registradas en las últimas ediciones del Diccionario de la Real Academia Española, no se aclara de qué manera pronunciarlas, si «tur» como en su idioma original, o tal y como se escriben en el nuestro ahora. Es excursión o gira, viaje por distracción. Gira es la serie de actuaciones de un cantante, grupo musical, etc., por diferentes localidades. En el ejército, período o campaña de servicio obligatorio de un marinero.

Tour de force, esfuerzo grande, físico o anímico.

El acrónimo MINED significa, lo sabemos, Ministerio de Educación. Lo que quizá algunos ignoran es que acrónimo significa palabra formada por las iniciales, y a veces por más letras de otros vocablos.

Vox pópuli, vox Dei, del latín voz del pueblo, voz de Dios, se usa también en español para indicar que algo es conocido y repetido por todos. Se usa asimismo como locución adjetiva.

Overbooking ya pertenece a nuestra lengua. Es venta de plazas, especialmente de hotel y de avión, en número superior al disponible.

LA RESPUESTA DE HOY

«¿Con qué se sienta la cucaracha?» es una expresión cubana, familiar, ¡claro está!, pero indudablemente ingeniosa. Significa la imposibilidad de realizar algo.

No sé por qué una lectora, que prefiere mantenerse en el anonimato, la encuentra «excesivamente grosera». Nada tiene de refinada, pero podemos de vez en cuando darnos el permiso de no ser tan estrictos, sobre todo tratándose de una conversación entre amigos.