Búsqueda Personalizada

viernes, junio 17, 2011

DESDE CUBA, DANNY GLOVER Y LOS PUEBLOS AFRODESCENDIENTES

El notable actor norteamericano conversó con Granma sobre diversos aspectos de la realidad contemporánea

Por Pedro de la Hoz (Granma)

Foto: Jorge Luis González
Cada nuevo encuentro con Danny Glover confirma la impresión que tuve diez años atrás cuando cruzamos nuestras primeras palabras; la de un hombre solidario, sincero y conciente de sus responsabilidades y deberes.

Minutos antes de participar este lunes en la inauguración del seminario Cuba y los pueblos afrodescendientes de América, que sesionará a lo largo de la semana en la sede del Instituto Cubano de Investigaciones Culturales Juan Marinello, Danny accedió a un intercambio donde abordó ciertos aspectos de la realidad contemporánea, incluido el tema que lo trajo ahora a Cuba.

"Es interesante que las Naciones Unidas hayan proclamado este 2011 como Año Internacional de los Afrodescendientes —declaró el notable actor—, pero el esfuerzo solo será productivo en la medida en que seamos capaces de reflexionar sobre cómo deben ser las relaciones entre los diversos grupos de la familia humana y encontremos respuestas acerca de lo que somos y hacia adónde vamos".

En tal sentido, ¿qué perspectiva tienen en la actualidad los afronorteamericanos?

"No se cuál es el discurso oficial de mi país sobre los afrodescendientes. Me da la impresión de que no se ha estructurado algo consistente. Luego está el hecho de tener un Presidente negro, lo cual no ha traído ventaja alguna para los afronorteamericanos. Lo cierto es que negros y latinos son los sectores poblacionales que sufren con mayor rigor el impacto de la crisis. Ahora verás que se habla de que ya vamos saliendo de los peores momentos, leerás estadísticas que hablan del fin de la recesión y el comienzo de la recuperación. Pero esas estadísticas no llegan a los negros y latinos, cada vez más empobrecidos".

¿Qué tendría que cambiar para revertir esa situación?

"El problema está en el mismo sistema, que está diseñado sobre bases destructivas. Y no es solo en Estados Unidos sino en buena parte del planeta. Vivimos en medio de un derroche material, reconfunde el consumo con el bienestar, la acumulación de recursos con el éxito, sin pensar en el daño que nos hacemos. Debemos hacer conciencia sobre esto, porque como sigamos creyendo que el sistema se va a enmendar por sí mismo y resolver estos problemas, estaremos engañándonos y cayendo en una trampa. Estimo que en ese tipo de acción movilizadora es decisiva la participación de los artistas y de todo aquel que por su profesión o actividad pueda ser escuchado".

Esta vez vienes investido como Embajador de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). ¿Qué ideas has compartido con tus colegas cubanos?

"En realidad las ideas han surgido después de ver algunas experiencias cubanas. Estuve en la sede del Conjunto Folclórico Nacional y observé cómo desde la niñez el relevo de los portadores de las culturas populares está asegurado. El domingo pude departir con los pequeños de La Colmenita. Hasta me dedicaron una canción a mí y a mi esposa. Llegué a pensar que en esos niños se expresaba con elocuencia lo que ha significado la poesía y la imaginación revolucionarias. Al final dije algo que repito: me convertiré también en embajador de La Colmenita para que su trabajo sea conocido entre las comunidades de mi país".

Próximo a cumplir 65 años de edad, Danny Glover se prepara para sumarse al elenco de la serie de televisión Touch, escrita y producida por Tim Kring (Héroes), en la que desempeñará el papel del profesor Arthur DeWitt, un experto en niños superdotados en las matemáticas. La serie saldrá por Fox este verano y cuenta con el protagonismo de Kiefer Sutherland y la actriz británica Gugu Mbatha Raw. Entre las últimas actuaciones suyas vistas en Cuba se cuenta la película El legendario, de Mel Damski, estrenada por la TV en la programación del último fin de año, en la cual interpretó a un veterano entrenador de lucha. Los que gustan de los filmes de acción siempre lo recordarán bajo la piel del sargento Murtaugh en Arma letal y su secuela, junto a Mel Gibson.