Búsqueda Personalizada

viernes, abril 29, 2011

MANUEL LÓPEZ ALISTOY: “LO DIFÍCIL ES LLEGAR A LA SÍNTESIS”

Abocado cada vez más a la abstracción, el pintor y diseñador Manuel López Alistoy actúa contra el tiempo

Por Azucena Plasencia (Bohemia)
Fotos: Leyva Benítez

Una catedral iluminada por tres estrellas que simbolizan la pintura, la escultura y la arquitectura ilustraban el manifiesto fundacional de la Bauhaus, la escuela alemana que creó los esquemas y estableció las normas del diseño industrial actual.

Escuela que tuvo a docentes de la talla de Walter Gropius, Wassily Kadinsky, Paul Klee, Marcel Breuer..., y que consideraba como el objetivo supremo de toda actividad creativa a la arquitectura.

Hoy no son pocos los artistas que miran hacia ella como la forma apropiada para representar dignamente la realidad.  

Para Manuel López Alistoy, diseñador gráfico y pintor de la generación que marcara en los 70 rumbos estéticos en la Isla, la arquitectura de La Habana plasma en signos vivos la historia de su cultura y de la época.

La predilección del pintor por lo construido de manera libre y espontánea en el trato del hombre y de las cosas descansa en una sensibilidad despierta para la economía del trazo, la energía sintética de la línea y configura una transformación sustancial de hecho hasta ahora, “una experiencia en el lenguaje”.

López Alistoy, quien pertenece al grupo Yeti, y participa en varios proyectos comunitarios, entre ellos Pintando en el Prado, “lo cual es un magisterio: tienes que explicar, relacionarte con el público, dar clases, prácticamente”, ha sido invitado a personalizar una habitación en el hotel Pernik, de Holguín, instalación turística que se distingue por las obras con que ranqueados pintores nuestros han embellecido su entorno.


–¿Qué te atrae de esa temática urbanística?

–Me apasionan las calles de La Habana, el patrimonio edificado; asimismo, el movimiento de la ciudad, el tráfico, el ajetreo de la gente, de los turistas: son imágenes que me impactan y trato de darles una traducción artística. Quizás influya también que en mis tiempos de estudiante, estuve vinculado a proyectos de arquitectura y de planificación física con el maestro italiano Vitorio Garetti, que era un sabio, trabajamos juntos el proyecto de planificación que hizo para la capital y quedé muy marcado por él, sus conversaciones, su pensamiento y de alguna manera quiero devolver algo de eso.

–¿Qué es lo nuevo?

–En la línea mía hay mucha gente, pero uno siempre está ensayando, cambiando, mi propia pintura es muy experimental, es collages, texturas, diferentes técnicas... en la medida que estás trabajando surge lo nuevo, pero el vuelco que quiero darle a mi obra ahora tiene que ver con la abstracción.

“Cuando con acuarela hago las calles, son manchas, son sugerencias de ese cubismo lineal, estoy concentrado en ese espacio de zonificación, ese espacio interno, quiero huir de la figuración, y he hallado valores, formas plásticas que se salen de lo corriente.

“Entiendo la arquitectura urbana como un arte de la escenificación del mundo cotidiano, de la ciudad. Hay un lenguaje de las fachadas, de las esquinas, tan expresivas que puede gozarse, sobre todo aquí, en La Habana Vieja y también en Centro Habana.

“Voy al cultivo de esa imagen urbana, pero no como consumo visual, que satisface un deseo de percepción de lo externo, sino trato de captar la esencia de las cosas. Lo contrario sería estar al servicio del comercio.

“La ciudad, entendida como algo más que la suma de sus casas, con su ritmo, su densidad de vida en calles y plazas, tan alegre y gozadora, es una fuerza.

“Aquí hablan los ambientes y las cosas: es fascinante la chispa, la ligereza, el sentido de lo lúdico. Mi entorno cambia con más rapidez que yo mismo y entonces el problema es el tiempo: necesitaría dos vidas.”

–¿De quién reconoces mayor influencia?

–De Antonia Eiriz, mi profesora en la ENA: ella marcó a toda mi generación, me enseñó la maravilla del collage. Y también Servando Cabrera Moreno. Fue una época muy bonita.

3 comentarios:

felix lopez dijo...

hola soy Felix Lopez marchado, hermano de Manuel Lopez Alistoy ..estoy feliz de haberlo encontrado !! su trabajo artistico es imprecionante (octobermoon@msn.com)

Orlando Blanco dijo...

Hola, me llamo Orlando Blanco: Me ha impresionado mucho el trabajo de Manuel López Alistoy, me parece ver la Habana vieja de los años 60, cuando caminaba por Revillagigedo en busca de Mision y Esperanza, desde el Parque Central. Estimado amigo, con gran alegría disfruto tú maestria, esos trazos de fachada donde la pared no niega los años que los cimientos la soportan. Si estas interesado en mantener la comunicaión te envió mi Correo: toblanco.blanco@gmail.com
Orlando Blanco, Irlanda.

Orlando Blanco dijo...

Impresionante es La Habana Vieja, con los pinceles de Manuel López Alistoy. Me parece bajar del parque centra por Revillagigedo en busca de Mision y Esperanza en busca de su apartamento. Felicidades amigo, tu pintura es como tu alma, limpia y transparente.

Orlando Blanco, correo toblanco.blanco@gmail.com