Búsqueda Personalizada

sábado, enero 31, 2009

NACIO EN COJIMAR CERDITO PARECIDO A UN ELEFANTE

Con orejas grandes y una pequeña trompa, el animal duró con vida solamente cuatro horas, pues no tenía boca para mamar de la madre

Por Luis Hernández Serrano (Juventud Rebelde)

Entre los 12 hijos que parió una puerca de alrededor de 450 libras en Cojímar, municipio de La Habana del Este, el pasado 15 de enero, Día de la Ciencia Cubana, uno era como un elefante en miniatura, con orejas grandes y una pequeña trompa.

Con cerca de tres libras y media de peso y unas 13 pulgadas de largo, el animal —fruto de una malformación congénita— duró con vida solamente cuatro horas, pues no tenía boca para mamar de la madre y en lugar de esta exhibía un ojo del tamaño de una peseta.

«Nació el día del cumpleaños de mi esposa, Olga Lidia Milanés. Yo nunca había visto una cosa así. Este es el segundo parto de “Chucha”, mi puerca. Ahora le quedan solo cuatro puerquitos. El “elefantico” murió porque no había por dónde alimentarlo», comentó el dueño de la parturienta, Ernesto Valdés Grovas, de 46 años, vecino de Cojímar.

El raro animalito era similar a los cuatro que nacieron de una puerca de más de 500 libras, propiedad de Manuel del Toro Aguilar, en el Reparto Ramón Quintana, de Holguín, suceso publicado por el colega Alfonso Rosario Durán en el Semanario Ahora, el 2 de junio de 2007.

La nueva noticia la comunicó a nuestro diario Magaly Ibarra, custodio de SEPROT, quien además guardó en frío al extraño animalito y esperó por nosotros para divulgar la rareza zoológica.

«Aquello fue increíble. El rarísimo animalito nació, se incorporó, dio tumbos, se tambaleó un rato como si estuviera ebrio, hasta que no tuvo más fuerzas y cayó como desmayado. Tenía aún vida, pero no se salvó», contó Olga Lidia, la esposa de Ernesto.