Búsqueda Personalizada

martes, julio 08, 2008

IFA: ¿POR QUE DEBE ESTUDIAR UN BABALAWO?

Por Gerardo Frómeta* (Exclusivo para Desde Cuba)
Foto: Miguel Jesús Puldón Villareal

La primera respuesta es simple, por las mismas razones por las que debe estudiar y superarse un médico. Teniendo en cuenta que la medicina moderna no existía en los inicios de los tiempos, el Babaláwo con sus conocimientos del oráculo de Ifá y de las propiedades curativas de las plantas hacía la función de médico y consejero. Pero existen otros puntos de contacto que acercan a ambos: médico y babaláwo.

Un médico estudia un complejo sistema de asignaturas que lo llevan a comprender la estructura del cuerpo humano y sus funciones. No solo estudia las enfermedades y sus potenciales curas, sino psicología, filosofía, química y otras materias que refuerzan sus conocimientos. Como todos sabemos esto lleva un largo proceso que es complementado con la observación y la práctica al lado de sus profesores antes de graduarse y luego ejercer la profesión. Nadie ejerce como médico sin antes haber estudiado y pasado un riguroso examen.

La medicina se encuentra a un nivel tan alto de desarrollo que los métodos de diagnóstico, tratamiento y curación tienen un elevado porciento de efectividad. Esto es debido a la exigencia y el rigor de estudio a que se somete el personal médico porque se trata de la vida de los seres humanos.

El Babaláwo interactúa con un complejo código, el oráculo de Ifá. Este está compuesto de 256 Odùs o figuras y cada una posee un sinnúmero de poemas que reflejan en su contenido la situación exacta de cada consultante. Entre estos poemas existe al menos uno en cada Odù referido a la salud y las enfermedades. En el poema está descrito claramente el sacrificio requerido para la cura de la enfermedad. Este sacrificio, como norma no debe ser modificado y debe ser realizado fielmente como se describe en el oráculo.

Como dato para el lector, existen situaciones, las cuales no pueden ser descritas aquí, en las que Ifá revela que la enfermedad persistirá o que efectivamente el consultante ha terminado su ciclo de vida. De cualquier manera el sacerdote de Ifá ofrecerá los rituales prescritos.

Con el desarrollo de la medicina, la función curativa del Babaláwo se ha minimizado. Esto no es malo, pero exige a su vez un mayor rigor en el estudio de la medicina de Ifá y su manera de operar. Los iniciados y creyentes generalmente acuden al Babaláwo ante cualquier dolencia o imprevisto, escuchan las palabras del oráculo, realizan los sacrificios o ebo y luego acuden al médico. Pero muchas otras personas acuden al sacerdote de Ifá cuando previamente han pasado por varios médicos en los cuales el diagnóstico no ha sido favorable para ellos. Ese es un caso muy delicado para el sacerdote, pues se trata del prestigio de un profesional, el médico, que como el Babaláwo trata de curar o salvar una vida.

La respuesta está en los conocimientos del sacerdote y en su honestidad. El Babaláwo hará la adivinación y debe interpretar la figura u Odù que aparece en la estera. No se puede predecir o vaticinar sin el conocimiento profundo de los Odù Ifá. Tampoco es aconsejable extrapolar los sacrificios de un Odù para otro. Por eso es tan importante el estudio antes de dedicarse profesionalmente a la adivinación.

En el caso de que el oráculo determine que el paciente puede ser curado, no necesariamente significa una equivocación del médico. Ifá prescribe rituales en otra dimensión que habitualmente un médico no lleva a cabo (aunque cada vez más la presencia de la acupuntura, digitopuntura, homeopatía, hipnosis y otras técnicas se hace presente en nuestros hospitales) y que muchas veces es la clave para la sanación. En otros casos el médico no se ha equivocado y el sacerdote debe ser honesto y confirmar el diagnostico o la decisión del doctor.

El compromiso del sacerdote está con la verdad y no con la complacencia del consultante. En cualquier caso la respuesta la tiene el oráculo de Ifá, pero este sólo puede ser interpretado por el Babaláwo que conozca los códigos con los cuales Ifá transmite sus mensajes.

Una medicina, un ritual o un ebo pueden curar o empeorar al paciente, la diferencia está en los conocimientos del practicante.

En Cuba existe un refrán muy popular que engrandece al dios de la adivinación: "La palabra de Òrúnmìlà nunca cae al piso."

Modestamente yo les comento siempre a mis hermanos babaláwos cuando compartimos juntos en ceremonias: "La palabra de Òrúnmìlà nunca cae al piso… si el babaláwo interpreta bien el Odù Ifá."

Pensando que un espíritu divino me susurraría las cosas en el oído comencé a trabajar como sacerdote al tercer día de mi ceremonia de iniciación. Mi ignorancia ante la revelación de cada Odù aparecido en la estera no necesita ser comentada, gracias a mi suerte no consulté a nadie con enfermedades graves y sólo tuve que sufrir el bochorno propio de mi incompetencia.

Dejé todas mis ocupaciones (era presidente nacional de Kick Boxing y maestro de Artes Marciales en una universidad) y me dediqué exclusivamente al estudio de Ifá. En la actualidad trabajo en un libro de enseñanza de los Odù Ifá para los que como yo, pensaron que iniciarse en Ifá era automáticamente tener una varita mágica en sus manos.

Hoy sé que sí existe esa varita mágica, se llama sabiduría. Sólo se logra con el esfuerzo y la dedicación al estudio de Ifá. Como los médicos, debemos superarnos cada día, sólo de esa manera tendremos el conocimiento para ayudar a quien lo necesite.

Aşe.

*Gerardo Frómeta, Babaláwo Ifá Filaní, es Máster en Educación Avanzada.

5 comentarios:

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Tu aporte será valioso
Un abrazo desde la Argentina.

Alex Morales (Barcelona) dijo...

Hola, a todos.
Felicidades Gerardo, gran articulo, siempre avanzado con sabiduria, esfuerzo y humildad.



Si es posible haganle llegar este mensaje, pues me resulta imposible contactar con él:
" Gerardo un abrazo desde España, de mi parte y hago extensible tambien a mi hermano Ernesto (anda por Brasil en la luchita), tu gran amigo Ati y todos aquellos que tenemos la gran suerte de haber cruzado nuestro camino con el de una de esas personas genuinas y honestas de las que quedan pocas.

Nos acordamos de ti, aqui en España. Un abrazo.
Ache y chookdee, hermano."

(*Intenta conseguir algun video de Pitu Sans en "the contenders asia, sino ya te lo llebare cuando me deje caer por alli".)

Juan M. Garcia dijo...

Hola Alex:
Entregado tu mensaje a Frometa. Muy contento de tener noticias tuyas.
Saludos Desde Cuba,
Juan

Alex Morales (Barcelona) dijo...

Gracias, Juan.

Un saludo

Alex.

irayme dijo...

Hola Gery!
Me ha encantado tu articulo, y tambien me ha hecho reir, tu como siempre tan creativo.....
Espero que todo este bien, necesito saber de ti.
Un beso