Búsqueda Personalizada

lunes, julio 06, 2015

LETRA DEL AÑO ÚNICA REGIRÁ A PRACTICANTES DE LA SANTERÍA EN CUBA

Tomado de Prensa Latina

Foto: Emilio Herrera
La Habana, 4 jul (PL) Las dos principales tendencias religiosas que en la santería cubana sacan la Letra del Año anunciaron hoy que a partir de diciembre próximo será una versión única.

La Letra del Año nace del Oráculo de IFA y la misma da a conocer las orientaciones, recomendaciones que deben cumplir los creyentes con el fin de evitar los obstáculos y vencer las dificultades.

En conferencia de prensa, protagonizada por el sacerdote fundador y organizador de la Comisión de la Letra del Año Miguel Febles Padrón (10 de octubre), Lázaro Cuesta, y el presidente de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, José Manuel Pérez, ambos subrayaron que una "letra" única reforzará la unidad de la familia religiosa.

El acuerdo se logró tras una fructífera reunión efectuada el pasado 20 de junio.

Ambos coincidieron que la existencia de dos versiones ocasionaba muchas veces conflictos y trastornos, lo cual generaba falta de confianza.

Hoy -admitieron- queda demostrado que se puede vivir en armonía aunque existan pensamientos diferentes, caminar por aceras distintas siempre mirando hacia un mismo lugar.

El mayor beneficiado de esta unidad -insistieron- es el pueblo religioso que a partir de este 31 de diciembre solo leerá una letra.

La Letra del Año única sacada por la Comisión de la Letra del Año Miguel Febles Padrón (10 de octubre) y la Asociación Cultural Yoruba de Cuba recibió un amplio respaldo de los asistentes, entre ellos, investigadores y líderes religiosos.


martes, mayo 05, 2015

CUBADEBATE ENTABLARÁ DEMANDA POR USURPACIÓN DE ENTREVISTA A ALFONSO URQUIOLA

Tomado de Cubadebate

El pasado 28 de marzo, nuestro periodista Michel Contreras se personó en la casa del manager de Pinar del Río, Alfonso Urquiola, con el propósito de entrevistarlo para Cubadebate y publicar esa conversación al finalizar los play off de la Serie Nacional que transcurría entonces.

Amablemente,Urquiola había accedido a responder a preguntas relativas a la eliminación de su equipo y otros temas beisboleros. La charla tuvo lugar en un ambiente informal con la presencia de autoridades deportivas del territorio, periodistas, el pelotero Donal Duarte y dos amigos suyos.

Sin que Contreras se percatara, uno de los acompañantes del capitán pinareño, funcionario de una empresa estatal, sentado a varios metros del entrevistado grabó toda la conversación con su teléfono móvil y posteriormente dicha grabación terminó en las redes sociales, sin el consentimiento ni del entrevistado ni del entrevistador. Además de la falta de ética más elemental que transparenta este hecho, el autor de la grabación clandestina violó flagrantemente el artículo 108 del Código Civil cubano, que protege los derechos de propiedad intelectual y artística.

Por tanto, Cubadebate establecerá demanda judicial al usurpador y exigirá que quienes reprodujeron la grabación robada en el espacio público digital del país, retiren de inmediato el audio o video de la conversación entre Alfonso Urquiola y Michel Contreras, o tendrán que someterse también a la sanción que establezca para estos casos la legislación cubana.



ALFONSO URQUIOLA: “ESTOY TAN DECEPCIONADO QUE NO VUELVO A DIRIGIR”

Por Michel Contreras (Cubadebate)

Después de casi veinte años en el periodismo, el pasado 28 de marzo tuve la sensación de que había logrado una entrevista perfecta. En mitad de la mañana de ese sábado, Alfonso Urquiola me había hablado sin pelos en la lengua –como es menester para que las entrevistas puedan ser perfectas– y salí de su casa con el entusiasmo de un novato en las andanzas de la prensa.

Por esos días se jugaba la postemporada de la Serie Nacional, y el constante viajeteo –una visita a Isla de la Juventud, dos a Matanzas y otras dos a Ciego de Ávila– apenas dejaba tiempo y energías para emprender la escritura de aquella conversación larga, vibrante y complicada. Así pues, decidí publicarla al final del campeonato, cuando volviera a casa y los ecos del torneo empezaran a diluirse en la fanaticada.

Tan lejos como estaba diciembre y, sin embargo, yo cruzaba el umbral de la inocencia. En medio de la final entre Tigres y Piratas, una llamada telefónica me ponía al tanto de que mi entrevista, la que tanto me llenaba de ilusiones, se había convertido en pasto de las redes sociales. Todo el mundo hablaba de ella. Súbitamente, el inefable encanto de lo inédito dejaba de existir, y perdí el interés por describir a mis lectores los detalles de la conversación con el manager de los tabaqueros.

De manera que ahora lo hago entre desanimado y deprimido, como el corredor que llega último en una maratón donde partía de favorito. Tan solo la obligación profesional lo empuja a concluir el recorrido, y es curioso, lo mismo le sucede al que suscribe, que golpea su viejo teclado de laptop con la esperanza de no volver a hablar jamás de este episodio oscuro.

A espaldas mías, alguien grabó la mayor parte del diálogo. Lo hizo a unos seis metros de distancia, medio parapetado en el respaldo de una silla que aparece todo el tiempo en escena, cómplice muda de un ejercicio de barato fisgoneo. No obstante, lo más grave no fue que ese alguien grabara nuestra charla, sino que irresponsablemente compartiera con otros las interioridades de un encuentro lleno de revelaciones personales en medio de un supuesto grupo de amistades.

Confiado en que el ambiente no ofrecía peligro, Urquiola –que es un hombre de verbo caliente– ni siquiera se puso una camisa y empezó a hablar a pecho descubierto, lanzando sus verdades a diestra y a siniestra con esa campechanía que lo distingue. Poca, muy poca hierba sobrevivió al paso de sus tropas.

Estaba herido. Mejor dicho, furioso. Era de la opinión que a Pinar lo habían desfavorecido y arremetió de frente contra todo, desde los mecanismos de trabajo de la Comisión Nacional hasta el desenvolvimiento de narradores y comentaristas deportivos.

Por supuesto, ni yo ni ningún periodista serio de este mundo publicaría textualmente lo que Urquiola me dijo. La razón es sencilla y la conoce todo aquel que domina las nociones básicas del periodismo: toda entrevista, tanto para Cubadebate como para el New York Times, necesita edición.

Personalmente, vivo enamorado de las declaraciones fuertes, quizás porque me suenan más sinceras. De ahí que valoro mejor al pelotero que confiesa “he venido a ganar el campeonato”, que al que, tímidamente, se limita a explicar que “el terreno dirá la última palabra”. No soy dado a editar ese tipo de expresiones que a otros les aterra publicar.

Por eso, cuando mi amigo Martínez de Osaba –presente en la entrevista– me preguntó si iba a omitir algo, le contesté: “Solo lo inevitable”. Esto era, las palabras obscenas, las incoherencias normales en la oralidad, y los duros calificativos dirigidos a la Comisión y los colegas de la radio y la TV.

(Esto último, por un razonamiento ético elemental. Lo anterior, porque se trata de una acusación que Urquiola, con toda seguridad, no había medido en toda su magnitud y trascendencia. Empleó la palabra “corrupción” como mismo podía haber dicho arbitrariedad o favoritismo. No por gusto la expresión exacta que utilizó fue la siguiente: “Para mí es una corrupción lo que hay. Unos favorecen a algunos y a otros no. Unos pueden hacer lo que les da la gana y otros no”).

Por fortuna, lo que circula por ahí no es la entrevista íntegra. Tiene 47 minutos, y yo grabé 1:08 horas de audio. De manera que algo novedoso quedó en mi poder de aquella tórrida mañana con Alfonso Urquiola, un respetable hombre de béisbol al que –consciente o inconscientemente– han infligido irreparable daño ante los ojos de decenas de miles de personas. Tal vez más.

Lo que sigue es MI entrevista, no esa versión en bruto que tan mal se escucha. Una entrevista que, sin cebarse en el sustantivo escandaloso o el adjetivo exagerado, pone sobre la mesa los rotundos criterios del mentor pinareño. Pero antes de la transcripción de nuestro diálogo, quiero dejar en claro una cuestión…

Varias personas, unas de buena fe, otras con evidente afán torquemadiano, me han sugerido que de haber realizado la entrevista a solas con Urquiola, no estaría pasando por este percance. Pero ocurre que no estoy facultado para botar a nadie en casa ajena, ni le puedo decomisar el teléfono móvil a la gente para evitarle la tentación de filmar a escondidas. Es un mal necesario en los tiempos que corren. Un riesgo que, por más prudentes que seamos, siempre gravitará sobre nosotros. Total, más difícil es atracar un banco, y pasa.

Sin más, tiene la palabra Alfonso Urquiola…

Yo he venido hasta aquí para hablar de la eliminación de Pinar…

-¿Qué quieres que te diga? ¿Tú no viste que varios equipos no ‘lucharon’ como debían los juegos? Eso es una falta de respeto. Pero pon que no los hayan ‘regalado’… ¿Cómo tú, sin terminar el calendario, vas a mandar a los refuerzos para sus provincias?

¿Y a qué crees que se debió ese repunte que tuvo Pinar del Río al final, que ganó 8 juegos de 9?

-A los muchachos. Ellos sabían que estábamos en una situación difícil y que nadie nos iba a regalar nada. Tenían conciencia de que todo el mundo saldría a jugarnos con todo para ver cómo nos sacaban de los playoff. No nos querían porque saben que somos un equipo difícil en esa etapa. Y eso que estábamos diezmados. Teníamos un 50 por ciento menos en el equipo: el shortstop titular, el catcher, un pitcher abridor que me ganaba 8 ó 9 partidos por año, el mejor cerrador, un jardinero como Madera…

Y a eso se le sumó la lesión de Torres.

-Sí. Y lo otro: ¿qué hizo Freddy Asiel? ¿Tú concibes un pitcher del equipo Cuba que solo te gane un juego y que tengas que hacer casi diez carreras para mantener la ventaja cuando lanza? Entre tres pitchers: Freddy Asiel, Torres y Baños, ganaron un solo juego después de la Serie del Caribe. Y al final solo necesitamos una victoria más para clasificar. Pero no estoy justificando nada. Con esa guerrilla salimos a ganar cada juego, ‘metimos’ ocho y bien ganados, porque los demás nos iban con todo, a matarnos.

¿Por qué tú crees que la gente no quiere jugar contra Pinar del Río en play offs?

-Por la tradición que tiene. La prueba está en cómo vinimos de menos a más con un equipo desarmado. Siempre que se ha acercado la final Pinar ha estado en plenitud de forma. No es porque sea el equipo mío, pero es y siempre ha sido un equipo competitivo.

El único juego que perdieron en ese tramo fue controversial…

-Ese es el juego que yo digo que nos quitaron, porque hubo una equivocación de un ampaya en una jugada de apreciación. Cada cual defiende lo suyo, pero que si te pones a pensar era un juego que para nosotros era esencial y a Ciego no le significaba nada.

¿Y estaba claro que el fildeo de Dennis Laza era de aire?

-Claro, si lo primero que hice fue pedirle al jugador que me dijera la verdad, le dije que yo no salía a reclamar para hacer papelazos. Me dijo: “Profe, la cogí de aire”. Le dije: “si no la cogiste no pasa nada” y me insistió en que la había cogido de aire. Lo vi protestando airadamente enseguida. Cuando tú ves a un tipo protestando así, tú dices: “este tiene la razón”. Puede ser que tú metas un número y protestes, pero cuando ves que no tienes la razón, hasta ahí.

¿No te habrá pesado también el juego que pierden por forfeit?

-Ese juego no fue nada. No estábamos ni en la mitad de temporada. Porque tú te pones a analizar y para nosotros la verdadera competencia empieza en la segunda vuelta. Se había logrado el objetivo: no estar muy lejos de los cuatro primeros lugares. Tú me haces esa pregunta porque ese juego tuvo un impacto, nada más. Ahí se violaron dos cosas. Primero, uno tiene derecho al replay, pero en caso de que haya confusión, predomina la opinión del árbitro y no fue así en ese caso. Y segundo, para decretar el forfeit hay un tiempo establecido en el reglamento.

Es curioso que hayan ganado mucho con un equipo desmantelado, y que al comienzo de la Serie (con las primeras figuras) les costaba bastante obtener victorias.

-Eso fue un problema psicológico, como muchos que aún tenemos. Tal vez influyó la disposición del atleta, el estado mental del jugador, una deficiente preparación física (aunque nosotros aquí siempre los preparamos bien), la estructura de la Serie, las paradas. Somos un equipo que crece con la competencia. Los primeros 45 juegos sorprenden a cualquiera. Si no te pones bien desde el punto de vista físico, mental, te pasan la cuenta. A Pinar a veces le pasa eso. Empezamos mal y cuando nos vemos apretados, reaccionamos y sacamos a relucir el nivel que tenemos. Por eso la gente no nos quiere en playoff. Si yo hubiera estado en la final con esa guerrilla que yo tengo, la historia hubiera sido otra. Con ese final que tuvimos, era contra cualquiera.

¿Es verdad que Freddy Asiel regresaba al roster si ustedes clasificaban?

-No. Yo le dije que era baja y eso no tenía marcha atrás. Por lo menos yo no hago eso. Si él salió porque no estaba dispuesto, por su bajo rendimiento, no puede entrar después.

¿Terminaste decepcionado de la Serie?

-Sí. Y ahora estoy tan decepcionado que no vuelvo a dirigir. Unos hacen lo que les da la gana y otros no lo pueden hacer. Yo te pongo una pila de ejemplos. De qué disciplina y organización me hablan en la pelota cuando un director sale a discutir por una bola o un strike. Discuten bola y strike y en el reglamento dice que no se pude, pero no sacan a nadie del juego. Hay equipos que tiene dos cargabates que se turnan las subseries, o muchos jugadores haciendo swing mientras el juego anda. ¿Dónde has visto a un manager que dirija fuera del dugout mientras la bola está viva? Aquí los hay que dirigen así y nadie dice nada. Luego nos llaman la atención a nosotros por un bolsillo por fuera (“dile a Fulano que se meta el bolsillo por dentro”) o por celebrar la victoria con la gorra hacia atrás. ¿Cuándo tú has visto que alguien vestido de pelotero se ponga a conversar con las gradas desde el terreno? Eso nada más se ve aquí, chico. ¿Dónde no hay una sanción para el ampaya? Yo no quiero saber más de pelota.

¿Y ese nivel de desastre fue lo que te desmotivó?

-No quiero saber más de eso.

A pesar de esa desmotivación, ¿no crees que el equipo te necesitará?

-Me pueden necesitar, pero llega un momento en que uno llega al límite. Mi decisión no tiene nada que ver con Pinar del Río y en lo que pueda ayudar, ayudaré.


¿Crees que Pinar fue perjudicado?

-Eso no es de ahora. Pinar siempre ha sido perjudicado y así ha ido contra todas las banderas, empezando por la prensa, que en la 50 Serie Nacional nos daban en el lugar 12 ó 13 y fuimos campeones. Yo no soy perfecto y puedo equivocarme. El que toma muchas decisiones tiene que equivocarse a veces y más en el béisbol, donde muchas veces son espontáneas. Pero yo hago una y decían “no, no, no, ¿cómo es eso?”. Así pasó mucho en la Serie del Caribe. Decían: “¿por qué deja a Luis Alberto, que no ha bateado?”, pero no aclaran que yo tuve que dejarlo porque el torpedero regular había desertado, el juego estaba empatado y Valdés era quien más impulsaba el empate o la ventaja. Lo que pasa es que vino el muchacho y bateó a la hora buena. Sí te digo una cosa mi hermano, la historia se escribe con hechos y la mía está escrita. Yo no soy mejor que nadie, pero para ser mejor que yo hay que tener todos los títulos que yo tengo. Y yo no sé cómo yo hago, pero contra viento y marea, yo gano. Y si ha sido equivocándome, ah, bueno, quiero seguir equivocándome. Yo no sé ni cambiar una goma del carro, pero de pelota no hay quien me haga un cuento.

Entonces, hay muchas cosas que andan mal…

-Muchas. ¿Qué es lo primero que debe hacer la Comisión antes de empezar la Serie? El aseguramiento logístico de todo. Tú vas al box mío y no tiene la misma altura que otros. Lo primero que deben hacer es revisar los terrenos. ¿Dónde tú has visto que se utilicen bates sin que se sepa de qué madera son o cuáles son sus diámetros? Aquí hay muchos bates que están fuera de regla y a nadie le importa eso. ¿Quién revisa? Nadie. Nos estamos engañando. Nosotros ganamos la Serie del Caribe, que fue un torneo con buena calidad, pero donde no estaban los jerarcas. Tenemos buenos peloteros, sin embargo vamos a los Centroamericanos, a los Panamericanos, a la Serie, y ganamos y decimos: “¡Qué clase de campeonato!”, pero ¿a quién le ganamos? Ahora si tú me dices un Clásico Mundial, al que van los de verdad… ahí sí hay un nivel real.

Y tú crees que la eliminación de Pinar se dio solo debido a las deserciones, las decisiones arbitrales, etc. ¿No hay ninguna causa interna? ¿No hay algo que funcionara mal en el equipo?


-Al principio (te voy a ser sincero) hubo su incertidumbre por el estímulo de la victoria en la 53, pero eso se subsanó. Eso se habló. Se tuvo claro que ellos son peloteros y que hay que hacer el trabajo porque es sagrado. Lo de nosotros es jugar y con ganas. Tenemos una responsabilidad con el pueblo, los amigos, la familia… que es más grande que todo lo que pueda pasar. Hay que exigir con la frente en alto. Yo siempre les dije que había que jugar pelota y que quienes tuvieran deudas con nosotros no podrían dormir.

¿Y no afectó que después tuvieras que dejar peloteros tuyos e ir con un equipo Cuba a la Serie del Caribe?

-No. Se vio que luego de la Serie el equipo se mantuvo e incluso subió su rendimiento. Allá fueron los que se habían ripiado por Pinar. Yo quisiera que hubiera ido el equipo completo, pero había que responder a una política de trabajo. Conmigo fueron todos los que se sacrificaron más y se echaron el equipo al hombro. Dime uno que no haya ido.

Vladimir Baños…

-No tenía que estar. Y él sabe que lo defendí hasta el último momento, pero él mismo se buscó no ir. No fue por ningún problema técnico. Pregúntale por qué no fue y te responderá. No fue que nosotros lo dejamos. Hasta el gordo Peraza fue y no tenía que estar porque llevaba tres años sin rendir. Sin embargo, fue. Yo hubiera preferido ir con todos, pero eso se escapaba de mis manos. ¿Tú crees que yo voy a querer dejar a los que día a día se joden conmigo?

¿Y cómo se te dio ese milagro? ¿Cómo ganaste el torneo ganando solo tres juegos de seis?

-Por los meetings. Yo los juegos los gano en los meetings. Todos esos equipos eran más integrales que nosotros. Yo fui con gente lesionada, compadre; con peloteros limitados. Además, ese es un torneo muy intenso por la estructura que tiene, es de muerte súbita. Hay procesos de adaptación, ajustes, que llevan tiempo y eso es lo único que no tienes allí. Sin embargo, el equipo increíblemente se fue ajustando y fuimos mejorando el nivel. Comenzamos tirándole a bolas muy malas, con mucho estado de ansiedad, y después cogimos el ritmo.

Y con la ayuda del árbitro de primera…

-Eso está en el juego. Yo pienso que allí el arbitraje tiene un nivel tremendo desde todo punto de vista. Fíjate que el que ampayea detrás de home tiene una zona de strike muy definida y de ahí no se sale. La zona es pareja para todos. Pero aquí es como una mesa de billar: una bola por la cabeza, strike; una pegada al home, strike; una por dentro, strike. Siempre se dice que no quieren equivocarse, que si son seres humanos, que si hay que perdonarlos… El trabajo de los árbitros debe mejorar. Y si trabajan mal, deben ser sancionados por un tiempo o con multas y hay que traer a otros. Lo que no se puede es seguir como hasta ahora.

¿Qué posibilidades le ves a este Pinar debilitado en la Serie 55?

-Será como armar un rompecabezas. Hay muchas deficiencias que arreglar. Es bien difícil. Sin embargo, yo he tenido que armar ese equipo tres veces porque las tres veces se ha desintegrado y lo he podido hacer en un año o dos. He tenido suerte también con eso. Fíjate si es difícil, que hay provincias que nunca han llegado a un play off y se pasan la vida tratando de mantener un equipo. Pero nosotros nos mantenemos siempre en la pelea, siempre estamos ahí. Es muy complicado formar un conjunto completo. He ganado tres veces, pero con trabajo y ante retiros, deserciones, lesiones, etc. Le gané a la aplanadora de Santiago y no sé si fue milagro, pero lo hice. Con equipos rehechos, que cogimos desmantelados, en la 49 y en la 50 Serie, fuimos ganando. Yo hablaba con la vieja mía antes de morirse y le decía que Dios existía para todo el mundo, pero que a mí me llevaba tenso. Todo lo que he logrado ha sido con mucho sacrificio.

¿Quién es el hombre indicado para tomar las riendas del equipo?

-Habría que pensarlo bien. Al director no le basta con saber de pelota. Ricardo Gallardo sería una opción, pero hay que ver cómo sale eso. No es lo mismo estar de asistente que tener todo el peso sobre los hombros, la reacción puede ser diferente. Hay quien funciona de segundo, pero no como capitán.

¿Es Pinar del Río un equipo complicado?

-No es un equipo difícil. Yo pienso que lo que hay que tener con los muchachos es una línea de trabajo, desde el punto de vista técnico y social. Lo más importante es que funcione la dinámica de grupo, que seamos como una familia, que se desarrollen valores, que se cuiden unos a otros, eso es lo que no puede faltar. En los equipos siempre hay quien es más regado o rebelde, pero la cosa está en unirlo al grupo y adaptarlo a la mayoría. Hay que concientizar que uno está frente a un grupo. Yo les enseño siempre cuándo se puede hacer algo y cuándo hay que estar quieto en base. Ellos me conocen y saben cuándo la cosa está mala porque yo estoy ‘encabronado’, como decimos en Cuba.

¿Eres partidario de una estructura larga?

-En 45 juegos cualquiera se cuela. A veces se te quedan equipos que pueden llegar y se van ajustando. Por lo menos tienen que ser 60 juegos. Ahora te hablan del campeonato sub 23, pero eso es un desastre. Si tú vas a hacer una Liga de Desarrollo, tiene que ser como una sucursal. ¿Por qué tú tienes que cerrar el libro y decir: menores de 23? Hay jugadores de posición que tienen 24 ó 25 años y que no pueden jugar debido a ese límite. ¿Y dónde juegan esos tipos que no pueden jugar y tienen el talento? Tú tienes que dejar eso abierto. No es que tú te me aparezcas con tipos de 28 años, pero por ejemplo, nosotros tenemos un pitcher de 24 años, tira 90 millas y no ha lanzado. ¿Cómo tú vas a cerrar a un jugador así?

Y pese a la eliminación, ¿terminaste satisfecho con la actuación del equipo?

-Sí. Los muchachos hicieron lo imposible. Yo digo que yo clasifiqué. El equipo mío tiene la bandera alta. Gané casi lo mismo que el año pasado, 48, y no clasifiqué. Me decían: “Profe, vamos a guapear con lo que tenemos”. Yo clasifiqué. Ahora, pasan cosas que decepcionan a uno y no se habla de ellas. Yo creo que el único que tira ‘bombas’ eres tú, pero estás disparando desde un lugar al que todo el mundo no tiene acceso. Yo siempre he dicho: no creas en el hombre que habla con la mente, sino en el que te habla con el corazón. Porque los discursos uno los elabora a conveniencia, pero ¿quién elabora lo que dice con el corazón?

¿Y qué tú harías por la pelota cubana para que mejore?

-¿Yo? Nada. Ya yo hice. Ya yo no puedo hacer nada porque a lo que tengo acceso es al equipo mío, a lo otro yo no tengo acceso. Yo digo una cosa: hay que poner a la gente que vive para el béisbol y no a los que viven del béisbol. Ya a mí nadie me puede exigir nada. Yo he hecho lo que he tenido que hacer. Y creo que he hecho bastante por el béisbol.


lunes, marzo 30, 2015

APRUEBAN NUEVAS TARIFAS PARA LLAMADAS INTERNACIONALES


El minuto desde teléfonos fijos del sector residencial y desde teléfonos públicos valdrá 1 CUC...

Por René Tamayo (Juventud Rebelde)

Una reducción en las tarifas de las llamadas telefónicas de larga distancia internacional fue anunciada este viernes; beneficiará a las llamadas originadas desde teléfonos fijos pertenecientes al sector residencial, desde teléfonos públicos y desde móviles celulares del sistema prepago.

El minuto desde teléfonos fijos del sector residencial y desde teléfonos públicos valdrá 1,00 CUC para todas las regiones del mundo, según se establece en la Resolución No. 31 de 2015 del Ministerio de Comunicaciones (MIC), la cual puede consultarse en la Gaceta Oficial No. 12 Ordinaria, de 27 de marzo de 2015 (versión digital en www.gacetaoficial.cu).

Independiente de las promociones que ha estado aplicando Etecsa, el MIC hace firme, en lo sucesivo, que desde teléfonos móviles celulares prepago el minuto de llamada a América del Norte, América Central y América del Sur (excepto Venezuela) se cotizará a 1,10 CUC, mientras que para la República Bolivariana será de 1,00 CUC. Para el resto del mundo costará 1,20 CUC. El envío de SMS internacional será de 0,60 CUC.

Según se consigna, la disminución de los precios fue una propuesta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa) al MIC, organismo de la Administración Central del Estado designado para aprobar «las tarifas de los servicios de telecomunicaciones internacionales y de itinerancia».

La Resolución No. 31, firmada el 16 de febrero pasado, también encargó a Etecsa para que en el plazo de un año a partir de la entrada en vigor de esta disposición, envíe a la entidad correspondiente propuestas de nuevas tarifas para el servicio a los teléfonos fijos pertenecientes a personas jurídicas y a la red de telefonía móvil celular pospago.

Esta propuesta derivará —explica la normativa— de la estimación sobre los resultados de la aplicación de las nuevas tarifas que ahora se pondrán en marcha.

Etecsa también deberá presentar en el plazo de un año nuevas tarifas para «los servicios de itinerancia móvil internacional (roaming), a usuarios nacionales cuando se encuentran en el exterior, en la red de otro operador, con tarifas más orientadas a los costos que las actuales».


jueves, marzo 26, 2015

ROSALÍA Y SUS MONOS


Por Orlando Carrió (La Jiribilla)

Muchos ciudadanos en su sano juicio supondrán que ciertas imágenes de monos vestidos de manera elegante, comiendo con cubiertos de plata, ahogando su sed en copas de bacará y echados sobre colchones de plumas, son propias de las leyendas provincianas, tan llena de imposibles como todas. Otros, en cambio, saben que la negación poética de la realidad puede llevar, con cierta frecuencia, a escenarios muy crudos y emotivos, ideales para los noctámbulos, noveleros y contadores de mitos.

Lo dicho tiene mucho que ver con Rosalía Abreu Arencibia, una rica aristócrata, nacida en 1862, en la ciudad de Santa Clara, quien, tras enviudar y haber hecho numerosas donaciones en favor de los cubanos durante la Guerra de 1895, se dedica a criar seres peludos con los dones de su carácter bravío y un temperamento inclinado al capricho y la controversia (era bien echaíta palante).

En un artículo publicado en Granma, el 10 de junio de 1989, Jorge Oller indica que Rosalía, hermana de Martha, la benefactora santaclareña, inaugura, en mayo de 1906, un palacete con evidente influencia francesa en la finca Las Delicias, ubicada en la habanera Calzada de Palatino. En aquella ocasión, interrumpe a la Banda de Artillería y a la Orquesta de la Sociedad de Conciertos para mostrarles a los concurrentes un macaco adquirido en el sur de Francia y un orangután, procedente de Filadelfia, los cuales, en medio de un jardín con mixturas amazónicas, no paran de hacer graciosas piruetas.

Ya en esa época, la mujer, con una gran curiosidad y amor por los animales, posee colecciones de guacamayos, papagayos, canarios, pavos reales, patos, gallos japoneses, águilas, osos, siervos conejos, caballos…y hasta cría al pequeño elefante Jumbito. Aunque lo mejor no ha llegado: Rosalía se pone a estudiar seriamente las costumbres y hábitos alimenticios de los antropoides y, después de ordenar la construcción de enormes jaulones de hierro y alambre, rodeados de frondosos y multicolores frutales, llena a la más adelante Finca de los Monos con unos 200 ejemplares pertenecientes a unas 40 especies de América, Europa, Asia y África. Unos tienen el tamaño de una rana y varios pueden igualar al de un humano.

Un tiempo después, Las Delicias, convertida ahora en centro de atención para la prensa, es visitada por Isadora Duncan, la bailarina norteamericana precursora de la danza moderna, quien viaja a Cuba y enseguida manifiesta su deseo de conocer la finca, a pesar de que durante su larga carrera se hace famoso por sus desplantes contra la burguesía de la época. En su libro Mi vida, publicado en 1985, cuenta:

“Visitamos una casa, que estaba habitada por una representante de las más rancias familias cubanas, que tenía la manía de los monos y los gorilas. El patio de la casona estaba lleno de enrejados, donde guardaba a sus bestias favoritas. Era este uno de los sitios curiosos para visitantes. La dueña dispensaba a estos una pródiga hospitalidad.  Los recibía con un mono sobre el hombro y con un gorila que llevaba de la mano: los seres más domesticados de su colección, en la que había algunos que no eran tan dóciles y que, cuando las visitas pasaban por delante, se agarraban a los barrotes, lanzaban chillidos y hacían toda clase de muecas. Le pregunté si eran peligrosos, pero me dijo, con desenfado, que, aparte de escapadas ocasionales y algún guardián muerto, eran inofensivos. La noticia me intranquilizó y apresuré mi marcha.

“Lo notable de esta señora es que era muy hermosa, con grandes ojos expresivos, culta e inteligente. En su casa se reunían las lumbreras literarias y artísticas. ¿Cómo, pues, explicarse su fantástico afecto hacia los monos y gorilas? Me dijo que en su testamento dejaba todo al Instituto Pasteur, para los experimentos relacionados con el cáncer y la tuberculosis. Me pareció una forma muy singular de demostrar a aquellos rudos su cariño póstumo.” (Duncan, 1985: 424-425) 

Protegidos por 18 guardianes, los simios de Rosalía no tardan en llamar la atención de los medios científicos internacionales. Como asevera Inés María Martiatu en Cuba: costumbres y tradiciones (2006), el doctor Mann, de la Universidad de Hamburgo, y el novelista T. Everett Harre la visitan con frecuencia y en 1924 una comisión de la Carnegie Institution no duda en reconocer que el suyo “era el experimento antropológico más grande jamás realizado”, únicamente comparable con las observaciones sobre el lenguaje de los micos emprendidas por Richard Francis Burton, uno de los traductores de Las mil y una noches.

Rosalía funda un par de escuelas, reconstruye asilos de huérfanos y acondiciona hospitales, entre otras filantropías; además, organiza, como ya sabemos, unas tertulias de fines de semana visitadas por lo más conspicuo de la intelectualidad habanera de entonces. Sin embargo, nada la salva de la comidilla mordaz de los tabloides amarillistas. Cuando patrocina un baile de caridad, los caricaturistas la ponen a dirigir a unos primates danzantes; cuando es la primera criolla en sobrevolar los cielos de la capital, la muestran en un monoplano pilotado por un salvaje. Los chistes, a la larga, llegan a sus propios salones, donde sus “amigos”, entre tragos y “saladitos”, lanzan risitas y groseras carcajadas cuando el Diario de la Marina se ocupa de ella empleando un tono burlesco, sarcástico y poco respetuoso.

Cansada de estos ataques, suspende sus tradicionales fiestas y se refugia en el cuidado de los cuadrumanos, no sin antes planear su venganza: un domingo invita a un suntuoso ágape y cuando más divertidos están los comensales, muestra un inmenso mural, donde los presentes aparecen bailando alrededor de un gacetillero disfrazado de Lucifer, como bufones sin gracia, quienes arriesgan un puntapié si no celebran las satánicas arengas. El escándalo es mayúsculo. Rosalía, tildada de loca, es amenazada de muerte y no faltan quienes la acusan, sin prueba alguna, de mantener relaciones maritales con un apuesto gorila. Finalmente, el asunto no pasa de ahí y la dama muere en 1930, a los 78 años, tras haber conquistado una linda vejez con maní y platanitos.

Lo perverso del relato es que a sus 180 mascotas nadie las quiere: su hija, Rosalía Sánchez Abreu, “Lilita”, amante furtiva de Saint-John Perse, Premio Nobel de Literatura en 1960, y musa inspiradora del notorio poema “A la extranjera”, no tiene cabeza para más y a su hermano Pierre, siempre distraído, solo lo emocionan los pollos de raza. El dictador Gerardo Machado, trata de hacer un zoológico, pero la idea colapsa por falta de financiamiento. A última hora, ningún mortal mueve un dedo en defensa de una de las mayores colonias de monos del mundo. Sus miembros son cedidos al Carnegie Institution, a universidades y a circos norteamericanos. Del endiosamiento se pasa al desprecio.

Un mal día, apostilla Oller, la antigua villa afrancesada se incendia y sobre ella se construye el Castillo de Las Delicias, mezcla de renacimiento y moldes mozárabes, el cual no engaña nadie: para el pueblo, Rosalía, con nuevas y ambiciosas pretensiones, sigue rondando por el lugar.


miércoles, marzo 25, 2015

EE.UU. AFIRMA QUE EXCLUYE A ENTIDADES VINCULADAS CON CUBA DE LISTA DE SANCIONES


El bloqueo se mantiene y miles de entidades continúan sancionadas

Por Paula Martínez Alonso (Granma)

Medios internacionales de prensa se han hecho eco, con exagerada fanfarria, de lo que es un proceso rutinario de revisión por el Departamento del Tesoro de la llamada lista de “Nacionales Especialmente Designados”, el cual se realiza usualmente para excluir de ella a entidades que han desaparecido o a individuos que han fallecido.

¿Qué es la lista de “Nacionales Especialmente Designados”?

Se trata de una “lista negra”, que incluye a individuos, compañías e instituciones, que operan a nombre de países que están sometidos a sanciones económicas por parte de Estados Unidos, como el bloqueo contra Cuba, y con los cuales ninguna persona natural o jurídica bajo jurisdicción estadounidense puede realizar transacciones económicas, comerciales o financieras. Los bienes y cuentas bancarias de estos sujetos en los Estados Unidos son congelados.

Según las informaciones publicadas, como resultado de esta nueva revisión, el Departamento del Tesoro decidió excluir de esta lista a 45 entidades cubanas o vinculadas con Cuba, de ellas, 28 empresas, 11 embarcaciones y 6 personas, en su mayoría vinculadas con la industria del turismo. Los medios de prensa que han reportado esta noticia no se han tomado el trabajo de verificar si estas entidades existen o no, y si las personas mencionadas están vivas o no.

Aquellos que pensaron que estamos en presencia de una decisión de gran alcance en relación con la política de Estados Unidos hacia Cuba y, en particular, ante una modificación sustancial del bloqueo, deben leer atentamente lo dicho por una funcionaria no identificada del Departamento del Tesoro a la agencia de prensa estadounidense AP, quien aseguró que la remoción se debe a una revisión interna de las designaciones antiguas relacionadas con Cuba y no está vinculada con las modificaciones recientes anunciadas por el presidente Obama.

Lo que no dijeron esta funcionaria ni los medios de prensa es que el bloqueo contra Cuba se mantiene intacto, sigue afectando a más de once millones de cubanos y a miles de empresas e instituciones de nuestro país, y continúa castigando, como resultado de su aplicación extraterritorial a entidades de terceros países.

La multa anunciada el pasado 12 de marzo al banco alemán Commerzbank, por la gigantesca cifra de 1 710 millones de dólares, la segunda más grande impuesta por Estados Unidos, por violar las sanciones contra Cuba, Irán, Sudán y Myanmar, es el más reciente ejemplo de la vigencia de esta política.

viernes, marzo 20, 2015

SANCIONES IMPUESTAS A LOS INVOLUCRADOS EN EL DESVÍO DE MÁS DE OCHO MILLONES DE HUEVOS LIBERADOS

Luego de celebrarse la vista del juicio oral el 6 de octubre del 2014 en la Sala Segunda de lo Penal, el Tribunal Provincial Popular de La Habana sentenció a los involucrados


Tomado de Granma

El pasado 13 de marzo Granma publicó el artículo Los retorcidos caminos del descontrol donde se informó que 19 ciudadanos, pertenecientes a la Unidad Empresarial de Base Acopio y Distribución de Huevos Habana y a la Empresa Provincial de Comercio en la capital, fueron acusados por el desvío de más de ocho millones de huevos liberados, cuya afectación económica ascendió a 8 907 562 pesos.

Luego de celebrarse la vista del juicio oral el 6 de octubre del 2014 en la Sala Segunda de lo Penal, el Tribunal Provincial Popular de La Habana sentenció:

A LUIS ROBERTO BÁRZAGA SALAZAR y MARÍA REGLA PIS MARTÍNEZ a 15 y siete años de privación de libertad, respectivamente, por ser autores directos del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio como medio a fin para cometer el delito de Malversación.

A GILBERTO DÍAZ MOJENA, JUAN JOSÉ DANTÍN LLORENTE y MARGARITA DEL CARMEN QUINTANA RODRÍGUEZ a 11, 10 y 12 años de privación de libertad, respectivamente, por ser autores del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio como medio a fin para cometer el delito de Malversación.

A NGUYEN CRUZ GONZÁLEZ a ocho años de privación de libertad por ser autor por cooperación necesaria del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio como medio a fin para cometer el delito de Malversación.

A AGUSTÍN ADALBERTO BAÑOS GONZÁLEZ a siete años de privación de libertad, por ser cómplice del delito de Malversación.

Mientras JORGE ANÍBAL BARATA GÓMEZ, JULIO DIDIER PINO BALMORY, VÍCTOR JESÚS ARIAS GERARDO, LINO JULIÁN MORENO MORENO, IFRAÍN SILOT BROWN y JUAN ELIEZER PERDOMO GONZÁLEZ fueron sancionados a siete años de privación de libertad, cada uno, por ser cómplices del delito de Falsificación de Documentos Bancarios y de Comercio como medio a fin para cometer el delito de Malversación.

Por igual delito fueron condenados a seis años de privación de libertad, JOAQUÍN RIVERO RAMÍREZ, VALERY CABALLERO MOREDA, OSMANI ARRASCAETA FLORES y GUSTAVO PÉREZ ACEVEDO. Entretanto BENITO ORLANDO PÉREZ NÚÑEZ fue sancionado a cinco años y cuatro meses de privación de libertad.

A todos se les impuso como sanciones accesorias la privación de derechos y prohibición de ejercicio de profesión, cargo u oficio acorde con el tiempo de privación de libertad.

Mientras que a LUIS ROBERTO BÁRZAGA SALAZAR, MARÍA REGLA PIS MARTÍNEZ, GILBERTO DÍAZ MOJENA, JUAN JOSÉ DANTÍN LLORENTE, MARGARITA DEL CARMEN QUINTANA RODRÍGUEZ y NGUYEN CRUZ GONZÁLEZ se les impuso responsabilidad civil consistente en la reparación del daño material ocasionado.

El acusado EDUARDO TAMAYO PÉREZ fue de­clarado absuelto por insuficiencia de pruebas.