Búsqueda Personalizada

viernes, enero 29, 2016

IFÁ: LAS FÁBULAS SE VUELVEN REALIDAD

Especial para “Desde Cuba”, por Gerardo Frómeta Hernández, babaláwo, M. Sc. en Educación Avanzada, escritor e investigador. 

Amur y Timur
Me encontraba trabajando en el cuarto volumen de la colección El lenguaje oculto de Ifá” y decidí utilizar una historia del Odù Òsá Ìwòrì para ejemplificar una mímica. La historia encajaba perfectamente con la gestualización, pero el final me pareció poco creíble, por lo que la deseché. Decidí no utilizar ese ejemplo porque las narraciones de Ifá son siempre corroboradas por la realidad.  

Una semana después (el 19 de enero 2016), mi buen amigo Wilson Ruz, me hace la visita y me habla de un artículo publicado en el semanario Orbe (Amur y Timur: una amistad peligrosa, del 16 al 22 de enero de 2016), sobre la relación entre un Tigre y un Macho Cabrío. Algo aparentemente insólito. Mi amigo, ferviente admirador de Ifá, me comentó también que en el Odù Òsá Ìwòrì existía una historia donde el Tigre no podía comerse al Chivo, me sonreí y le conté sobre mi investigación de la semana anterior, la cual quiero compartir con los amigos de Desde-Cuba.
 

ODÙ: ÒSÁ ÌWÒRI: LA ADIVINACIÓN PARA EL PERRO Y PARA EL MACHO CABRÍO
 

Òsá ya,

Ìwòrì ya,
 

Hizo adivinación para dos amigos, el Perro y el Macho Cabrío.
 

Él les aconsejó que hicieran el sacrificio para tener éxito en una ventura común sin perder sus vidas.
 

Les exigieron que hicieran el sacrificio con una calabaza rota, granos de pimienta y un gallo.
 

Fue sólo el Macho Cabrío el que hizo el sacrificio.
 

El perro prefirió confiar en su agilidad para sobrevivir cualquier calamidad.  
 

Un día, el perro se encontró con un río lleno de peces. El perro corrió a casa para informar a su amigo, el Macho Cabrío, que había encontrado una fuente de abundante comida. Desconocido para ellos, el río pertenecía al Tigre (En yorubá la palabra Ekùn se utiliza indistintamente para denominar al Tigre y al Leopardo).
 

Al día siguiente, fueron con los cuencos de calabaza para empezar la pesca. No mucho después, se oyó el gruñido inequívoco del Tigre. El Perro sugirió que ellos debían ignorar al Tigre para seguir en su empresa, debido al refrán “el que no se molesta en su negocio tiene éxito en cualquier combate”. El Macho Cabrío replicó que no iba a concentrarse en la pesca porque “es el uso del cerebro de uno el que da lugar al éxito”. Mientras los dos amigos estaban discutiendo, Èsù tomó el cuenco de calabaza de la mano del Macho Cabrío y lo tiró al río. El Macho Cabrío se lanzó al agua para recuperarlo y eso le proporcionó la oportunidad de escapar.
 

Cuando el Tigre vio que el Macho Cabrío había escapado saltó sobre el Perro y lo devoró.
El Macho Cabrío fue a agradecer al sacerdote de Ifá por la manifestación agradable del sacrificio. Sin embargo, el sacerdote de Ifá le dijo que había otro peligro que requería un segundo sacrificio. Esto involucraba servir su cabeza con una  nuez de kola cada día por un período de seis días.  
Al llegar a su casa, compró una nuez de kola y procedió a servir su cabeza, orando de la siguiente manera:  


Iwo on mi, e kun mefa ni won ni ki
Emi fi bo on mi. Sugbon eyo kon so so
Ti mo ti ri niyi.
Jowo jeki mi ri marun ti o ku.

Significado:  
Mi cabeza, me dijeron que lo sirviera con seis nueces de kola.
(Pero él lo pronunció Ekùn, equivocadamente, que significa “Tigre”).
Pero yo he visto hasta ahora sólo uno.
Por favor, permítame encontrar los restantes cinco para servirlo.  
 

Desconocido al Macho Cabrío, el Tigre lo acechaba en la parte de atrás. Cuando el Tigre oyó las oraciones del Macho Cabrío pensó que este era demasiado fuerte y lo tomaría a él para servir su cabeza, por lo que escapó. 
 

Después de esto, Èsù usó su vara de autoridad para ordenar al Tigre que nunca más cazara al Macho Cabrío, proclamando que el día que el Tigre intentara matarlo, él (el Tigre) moriría. Por eso hasta el momento, el Tigre no se atreve a matar al Macho Cabrío. (Citado por OSAMARO IBIE, C.: Ifism the complete work of Orunmila, The odus of Ogunda, Osa, Etura, and Irete, vol. 10, 11, 12, 13, Athelia Henrietta Press Inc. NY, New York, 2001.)