Búsqueda Personalizada

sábado, agosto 10, 2013

CUBANO LEFONT IMPLANTA RÉCORD MUNDIAL EN DOMINIO DEL BALÓN


Tomado de Prensa Latina 

La Habana, 10 ago (PL) El cubano Jhoen Lefont estableció hoy un nuevo record mundial en más golpes con la cabeza a un balón de fútbol en el agua, con un total de mil 503 toques.

En exclusivo a Prensa Latina y notablemente emocionado, Lefont agradeció el apoyo de su familia, amigos y entrenadores, quienes lo ayudaron en el reto de cumplir con su intensa preparación.

Quiero también dedicar este récord a mi entrenador, Jorge del Valle, quien está de cumpleaños hoy, dijo el joven de 25 años, integrante del equipo nacional cubano de polo acuático.

Tras más de tres horas de conseguida la marca, los jueces del evento confirmaron oficialmente la cifra de mil 503 toques, luego de revisar los videos de las dos cámaras, una a nivel del mar y otra submarina.

Lefont se inició en el dominio del balón gracias a la asesoría de Douglas Hernández, vigente recordista de esta modalidad, pero en tierra, y precursor de esta disciplina en Cuba, junto con su hermano Erick.

El primer record del polista se implantó el 27 de febrero de 2010, con 534 golpes, mientras que la segunda marca la logró el 28 de noviembre de ese mismo año, con mil 10.

Sin embargo, su primer record homologado por la comisión de expertos del Guinnes fue el 28 de abril del 2012, jornada en la que golpeó con su testa al balón mil 203 veces en la piscina del capitalino Hotel Nacional.

Su anterior marca más reciente tuvo lugar en el canal del Club Náutico Internacional Hemingway, de La Habana, donde se desplazó nadando 200 metros con un balón de balompié en siete minutos, 24 segundos y 60 centésimas, resultado que aún debe registrarse.

Para este año Lefont sueña con implantar nuevos topes en modalidades inéditas en el mundo: dominio del balón con la cabeza y un lastre pesado, y propinarle la mayor cantidad de toques a un balón de fútbol en 30 segundos y también con desplazamientos.

Como preparación, nada alrededor de cinco kilómetros diarios, divididos en todos los estilos, con predominio de la modalidad libre y haciendo énfasis en el entrenamiento que hacen los porteros para tener mayor resistencia.