Búsqueda Personalizada

miércoles, octubre 17, 2012

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Macadán

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

De tórax, torácico o toráxico. Ambas resultan válidas. En España se usa más la primera; en algunos países de América, se emplea, generalmente, la segunda.

En el siglo antepasado se desconocía la importancia de la higiene para la conservación de la salud. La más mínima indisposición era una excusa entonces para no bañarse. Fue en aquella época cuando comenzó a repetirse un refrán al que afortunadamente no se hace caso en nuestros días: «Más vale tierra en cuerpo, que cuerpo en tierra».

A propósito de ello, dicen que Isabel I, la Católica, solo se bañó en dos ocasiones, el día de su nacimiento y el de su matrimonio. Hizo la promesa de no cambiarse el vestido hasta que los árabes abandonaran el territorio español. La prenda que era originalmente de color rosa viejo adquirió, según se cuenta, un tono achocolatado. Tal era su desaseo, que al blanco sucio, a ese que va del blanco al amarillento, se le llama isabelino.

Macadán se denomina al pavimento de piedra machacada, que una vez tendida, se comprime con el rodillo. También se acepta macadan, sin tilde. El nombre viene de su creador John L. Mc Adam, ingeniero escocés que se dedicó a la construcción de carreteras.

Exhumar e inhumar se escriben con hache intermedia porque proceden de humus, tierra en latín. Significan respectivamente desenterrar y enterrar.

LAS RESPUESTAS DE HOY

No, embonar no viene de bone (hueso en inglés) —como imagina un lector camagüeyano—, sino de bueno. Es mejorar o hacer una buena cosa. También, rebozar, envolver en pan rallado o harina un alimento para freírlo. En Andalucía, Cuba, Ecuador y México, unir una cosa con otra. Los marineros usan esa voz para indicar que se forra exteriormente con tablones el casco de un buque.

Diversión y divertimento son sinónimos. El primero, acción o efecto de divertir o divertirse, entretenerse, recrearse; el segundo —también se acepta divertimiento— es igualmente diversión, acción de divertirse, entretenerse, etc. Obra artística o literaria de carácter ligero, cuyo fin es solo divertir. También, distracción momentánea de la atención y, en música, composición para un reducido número de instrumentos de forma más o menos libre, generalmente entre la suite y la sonata.