Búsqueda Personalizada

martes, junio 12, 2012

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

¿Hermética o matemática?
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Caricatura: LAZ
¡Qué bueno es tener amigos inteligentes! Me precio de ello. Mi querido Alberto Herrera León me aconsejó: «¿No puedes comerte la lechuga sin aceite? Pónle un poco de limón para hacerla más palatable». Bien es cierto que por el contexto se adivinaba el significado de esta palabra y, además, se veía derivada de paladar, pero debí confesarle que no recordaba haberla escuchado nunca. Sí, es de la misma familia de palatabilidad (cualidad de ser grato al paladar un alimento).

En España llaman popularmente al café con leche preparado con leche descremada, café descafeinado y edulcorante, «Quiero, pero no puedo».

El premio nacional del disparate acaba de contármelo una querida amiga. Su vecina le dijo: «Iba a visitarte ayer, pero tenías las ventanas matemáticamente cerradas». Claro está que se refería a «herméticamente». Hermético, en el latín bajo, se aplicaba a la alquimia atribuida a Hermes Trismegisto (Hermes tres veces grande), un filósofo egipcio antiguo, dedicado a la magia. Se dice de lo que está cerrado de tal manera que no permite el paso ni siquiera del aire. Como Hermes es el dios griego de los viajeros y los comerciantes pero, además, el de los ladrones, muchos piensan que se deriva del nombre de este, lo que no permite la entrada a los locales.

LA RESPUESTA DE HOY

Extrapolar, estimada lectora, se forma cambiando el prefijo inter-, por extra-. Si bien en matemática es averiguar el valor de una magnitud para valores de la variable que se hallan fuera del intervalo en que dicha magnitud es conocida, figuradamente se emplea con frecuencia para aplicar conclusiones obtenidas en un campo a otro. A pesar de que «traspolar» no aparece en el diccionario, suele utilizarse con el mismo o parecido significado de la anterior.

Frank Abel Rodríguez Flores nos pide otro ejercicio de buscar los errores, y ahí le va: Yo no fui la que le presté los álbunes. Debió decirse: La que le prestó —sí, esa que le prestó— los álbumes. Álbum termina en eme; forma el plural agregándole «es».