Búsqueda Personalizada

martes, abril 24, 2012

AY QUÉ FELICIDAD… COMO ME GUSTA HABLAR ESPAÑOL

Este 23 de abril se celebró el Día del Idioma Español en el mundo, una lengua que se enriquece y adapta a las más disímiles maneras de expresarse

Por Mayte María Jiménez (Juventud Rebelde)


Caricatura: Juventud Rebelde
Lo hablamos y escribimos todos los días, ya casi como un reflejo incondicionado, y no porque sea el nuestro, pero dígame si usted no coincide en que el español es uno de los idiomas más bellos del mundo, que se multiplica desde todas las latitudes, hoy con 450 millones de hispanohablantes.

Aunque muchos insisten en conservarlo en sus más estrictas y antiguas normas lingüísticas, el paso de los siglos y la revolución científica han impuesto «nuevas reglas», que han incorporado disímiles formas de comunicarlo y expresarlo entre todos los hablantes.

La dinámica de los tiempos modernos ha hecho que se acorten las palabras, que se sustituyan textos por imágenes, y que las personas dialoguen, muchas veces a través de códigos que rompen con todas las reglas de la gramática española. Sin embargo, una idea sí ha permanecido y es que el idioma sigue siendo esencial para la comunicación, las relaciones humanas y las normas de una sociedad.

El español es una lengua muy rica en expresiones, sinónimos y adjetivación, con vocablos que ha incorporado desde los diferentes momentos de la historia. Un ejemplo   son las palabras americanas de origen indígena, como chocolate, papa, tomate, mandioca y maíz.

A partir del español han sido posibles la transmisión de ideas, las relaciones intelectuales, la interpretación de bibliografías, los mensajes de los medios de comunicación orales y escritos, así como la conversación e intercambio cotidiano entre individuos, cargados de acervo costumbrista.

Si bien han desaparecido idiomas centenarios como el latín, el español se sigue multiplicando en cada nuevo ser humano que lo acoge como lengua natal, o lo aprende en su crecimiento cultural.

Por eso, en honor a este lengua, la segunda más importante y la tercera más hablada en el orbe, se celebra cada 23 de abril el Día del Idioma Español, como resultado de una coincidencia histórica, que marcó el final de las vidas de dos grandes escritores: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, este último en el calendario juliano.


2 comentarios:

enletrasarte(Omar) dijo...

Certeras palabras, para un idioma que entre sus bondades nos permiten los cubanismos, los argentinismos, etc. que lejos de zaherir la bohonomía de nuestro lenguaje le da el tono típico de las distintas regiones de la américa latina
saludos desde Uruguay

Irene dijo...

Hola, Mayte:
Coincido en con la felicidad de hablar el español. Mi padre decía que las palabras para él tenían un gusto especial.También que podía recordar en qué situación se habían dicho ciertos términos mientras no recordaba los números porque "no le decían nada" en particular. A mi me ocurre algo parecido.(Edipo, mediante, ja, ja)
Más allá del placer citado, me parecieron muy interesantes los estudios de una profesora argentina( tucumana para más datos) que se ha dedicado a lo que llama "Lingûística social" .Ella, Isabel Requejo, plantea que todas las lenguas deberían tener status de idioma y si han sido consideradas dialéctos, ha sido por el carácter imperialista de distintos píses como es el caso de España.No en vano el diccionario se llama "de la Real Academia Española".
En otro orden, es cómo decís, nuestro idioma transmite ideas. Es interesante ver cómo muchas palabras implican un uso" sexista" de la Lengua.
Por último, quiero decirte que ha sido un gusto leer tu artículo y mucho más gustoso, poder comunicarme desde estos lares argentinos.
Fraternalmente,
Irene