Búsqueda Personalizada

martes, noviembre 08, 2011

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

«No tengo ni esto de…»
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Caricatura: LAZ
Nada tan inexplicable como la rapidez con la que se difunden los gestos y las frases que en mala hora se le ocurren a alguien. Es algo comparable únicamente a la velocidad de la luz. Se escucha ahora: «No tengo ni esto de…». Lo dicen uniendo los dedos índice y pulgar para significar una pizca, y ahí agregan cualquier cosa que necesitan. Oí: «Mi hijo no me dejó ni esto de dulce de coco en la cazuela». Bueno, no está tan mal, porque no dejó ni una pizca. Pero me dice mi querida amiga Martha Ximeno, que lo extienden a —tomemos por caso— «No conseguí ni esto de libro para leer anoche» o «No dijo ni esto de buenos días, cuando entró». ¡Madre mía, ¿adónde iremos a parar?!

Una colega uruguaya nos contaba en el reciente congreso de IBBY (Organización Internacional del Libro Infantil y Juvenil): «Me hizo gracia que los cubanos digan: “Tengo muy cerca al ‘alemán’”, refiriéndose al mal de Alzheimer, cuando quieren mostrar la falta de memoria que ataca en la vejez; pero nosotros le llamamos “el italiano” por: Franco de Terioro».

Cátchup, cátsup o kétchup —lo sabemos todos, pero no lo pronunciamos a veces debidamente— es la salsa de tomate condimentada con vinagre, azúcar y especias, de origen chino, que el español ha tomado del inglés. Tiene tres formas. La última es la más común entre los británicos; las dos primeras son más frecuentes en el inglés americano. En español, la más usada es la inglesa, pero todas deben acentuarse en la primera sílaba.

La combinación tl, poco frecuente en nuestra lengua, aparece solamente en palabras que proceden del griego o del náhuatl, y en catleya, que es el nombre de una orquídea. Por ejemplo, en atleta se pronuncia: at-leta o atleta, en atlas, at-las o a-tlas; pero por solidaridad, igual que decimos: Méjico, Tejas, y no Mécsico, Tecsas, aunque las escribimos, claro está, siempre con equis. Es preferible: atle-tismo, que at-letismo, aunque estas citadas, son voces griegas, y no americanas. En la España peninsular y en Puerto Rico se oye: At-lántico; nosotros, y los canarios, así como los habitantes de algunas áreas de la península española decimos A-tlántico. Cenzontle es vocablo indígena mexicano, y su pronunciación obligada es con la secuencia de consonantes tl, en la misma sílaba. Debe haber, eso sí, un modo igual de emitir ese sonido en nuestra conversación. No resulta correcto usar a-tleta y at-letismo.