Búsqueda Personalizada

miércoles, marzo 16, 2011

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Preposiciones
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Llegó esta carta a la redacción: «Plaza, 19 de enero del 2011. Compañera: Yo me llamo Laura Esther Pérez Palma, tengo 11 años, curso el 6to. grado en la escuela Ejército Rebelde del municipio de Plaza de la Revolución. Le escribo porque tengo una inquietud. En todos los medios de comunicación las personas dicen: La base naval de Guantánamo, y yo opino que debe ser: La base naval en Guantánamo, porque no es de esa provincia, es de los Estados Unidos. Si fuera de Guantánamo, sería de Cuba, y entonces no estaríamos luchando para que nos la devuelvan. Espero respuesta, Laura».

Posiblemente no seas la única que espere respuesta, quizá yo también ande en esa gestión; pero fuera de broma, cuando se dice de, no siempre se trata de posesión. Para no fiarme de mi memoria —¡ay, tan estropeada ya!—, incapaz de recordar uno a uno los 27 usos de la preposición de, voy al diccionario siempre, que es lo que debe hacerse cuando se tienen dudas. A veces, de nos indica la procedencia de algo, e incluso de alguien: «Arena de Varadero», o dice de qué material están hechas las cosas: «Mesa de madera». También el asunto de que trata: «Libreta de ejercicios»; la causa, el origen de algo: «Enfermó de catarro». La condición o cualidad de personas o cosas: «Mujer de temple». Determina o fija: «La ciudad de La Habana».

Se crean con ella diversas locuciones de modo: «Llegó de madrugada». Equivale a desde, en: «De Playa a Alamar». «De ti a mí», es: entre los dos. Te sugiero que busques en una biblioteca. Son demasiados, y no tengo tanto espacio.

Déjame decirte que la expresión que te preocupa no es incorrecta, y que la verás utilizada en casos como: «De entenderlo mejor, lo habría contestado», «cerca de imaginar», «acaba de llamar», «de tarde en casa», «el rebelde de mi primo», «de aquello se cree que…», «un pedazo de pan», «de un grito la llamó», «¡ay de los que no saben querer!», «a diferencia de», «de dos en dos», «más de lo que convenía».

Aclara la Real Academia que sustituye a con, para y por, en ocasiones. Como ejemplos cita: «Lo rompió de intento», «ropa de deporte», «lo hizo de miedo». No me es posible contestar privadamente a la dirección de cada lector que escribe. Por favor, ponte en mi lugar.