Búsqueda Personalizada

sábado, febrero 19, 2011

INCREÍBLE PERO REAL

Por Ventura de Jesús (Granma)

CALIMETE.- Un hecho casi increíble, pero real, despierta la curiosidad de los pobladores de esta sureña localidad de la provincia de Matanzas.

La perrita Pelusa, mascota en el hogar de Aida Sotolongo y Ricardo Peralo, aceptó amamantar a una ternera huérfana desde los siete días de nacida.

Aida y su esposo se alegraron del gesto de la madre adoptiva, que había tenido su último parto en el mes de junio del año pasado. Por eso nos asombró que pudiera amamantar, dijo Peralo.

Sin dudas, Pelusa ha contribuido a la crianza de la becerra, la cual ya alcanzó los dos meses de vida y se recupera de problemas digestivos.