Búsqueda Personalizada

miércoles, septiembre 08, 2010

ENTREVISTA AL REALIZADOR CUBANO JUAN CARLOS TABIO

Tomado de ICAIC DIGITAL

Alguien preguntó a un famoso director de cine qué era necesario para hacer películas, “Una salud de hierro”, fue la respuesta. La misma constituye una clara alusión a la enorme carga física y mental a la que se ve sometido un realizador cuando debe enfrentar la dirección de un filme.

Esa carga, después de 48 años haciendo cine, podía explicar la inesperada declaración -a un colega de Prensa Latina- del afamado realizador cubano Juan Carlos Tabío, según la cual se “retiraba” de la dirección cinematográfica.

No obstante, para los que admiramos la obra de Juan Carlos, la noticia nos dejaba una suerte de congoja y hasta la esperanza de que no fuera cierta. En cualquier caso, se trata de uno de los más sólidos realizadores cubanos, co-autor con Tomás Gutiérrez Alea de la archifamosa Fresa y Chocolate y de Guantanamera, y de una importantísima lista de largos en solitario, como Se permuta, Plaff, Lista de Espera, la sorprendente El elefante y la bicicleta, Aunque estés lejos y, para rematar, El cuerno de la abundancia. Sin mencionar algunos cortos de ficción “de culto” (diría un crítico) como Dolly Back y La entrevista y una sostenida obra documental.

Así las cosas, ICAIC DIGITAL debía entrevistar a Juan Carlos para informarse -e informar a sus lectores- sobre esta decisión y conocer, de primera mano, las razones y expectativas del realizador. Estas son sus amables respuestas:

Hemos leído en la prensa digital una información que da cuenta de tu eventual abandono de la dirección cinematográfica. Quizá por resistirnos a la idea, te pregunto: ¿Es así? ¿A qué se debe? ¿Cuáles son tus planes?

Mira, te confieso que yo nunca he disfrutado la dirección de un largometraje (no me vayas a decir que se nota). Eso de 8 o 9 semanas de rodaje, significan para mí un esfuerzo demoledor, lo que pasa es que los guiones hay que filmarlos, y los guiones de las películas que he dirigido me gustan mucho.

Porque lo que yo sí realmente disfruto es la escritura del guión. Con Arturo Arango he escrito tres. Ahora mismo estoy escribiendo, con Jorge Perugorría, un guión a partir de una novela de Giuseppe Recchia sobre la muerte de Hemingway. Quizás si la codirigiera con Pichi…pero ya veremos.

Han existido casos de directores (Bergman es el más conocido) que han "regresado" a la dirección después de un anunciado retiro motivados por un proyecto, una idea, una situación. ¿Qué podría motivarte a dirigir de nuevo?

Cualquiera sabe lo que pasa por dentro de un genio; además, en Suecia no hay calor. La pregunta en sí, creo que te la acabo de responder.

Todo director, o incluso todo artista, siempre tiene una obra o una idea que no ha podido realizar. En tu caso, ¿cuál sería esta?

Tengo por ahí un guión que escribí con Arturo Arango, “El arte de la fuga”. Es una sucesión de historias inconclusas que cada una desemboca en la siguiente. Pero hasta ahora a ningún productor le ha interesado.

Dolly back es uno de los mejores cortos de ficción del cine cubano, lo que demuestra tu "pulso" para este tipo de cine. ¿Crees que, aunque abandonaras los "largos", podrías volver a producciones de este tipo?

Gracias por el elogio. Sí, este año realizaré un documental sobre “Cimarrón” de Miguel Barnet producido por Creativos Promotores para TVE, y espero que dentro de poco dirija un corto de ficción con guión de Leonardo Padura para una coproducción hispano-francesa de 7 cortos: “Siete días en La Habana”, también está pendiente Amores prohibidos un película de 5 cuentos, enteramente del ICAIC, en la que yo haría el segundo cuento.

Entre Se permuta y El cuerno de la abundancia, para sólo referirnos a tus largometrajes, ¿qué sientes que ha sucedido?

Han sucedido 27 años, con todo lo que eso significa.