Búsqueda Personalizada

martes, marzo 30, 2010

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Módulo, no nódulo
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Una señora anunciaba a sus amigas, unos días atrás, que al esposo le habían entregado un nódulo de ropa en su centro de trabajo. Seguramente que lo que le entregaron fue un módulo de ropa. Nódulo es nudosidad, concreción de poco tamaño; puede referirse a concreción mineral o rocosa, y también a una pequeña concreción celular, que se distingue del tejido que lo envuelve. Módulo registra en su sexta acepción: elemento combinable con otros de la misma naturaleza, o que concurren a una misma función.

Pronto, además de adverbio de tiempo —«Ven pronto»— y de sustantivo —«Le dio un pronto»—, es adjetivo: pronto (ta) significa rápido, veloz. Se usa generalmente en frases como: «Pronta recuperación», «pronto restablecimiento», «pronta respuesta». ¿No te has fijado que hay adjetivos que se casan con ciertos sustantivos y no les son infieles jamás?

Reivindicar, en su tercera acepción, es reclamar para sí la autoría de una acción. Resulta correcto, por tanto, decir: «el grupo reivindicó el atentado ocurrido». De paso contesto a quienes me preguntaron si era un disparate usar «la autoría», en casos como el anterior. Ya ven, no constituye un error.

Hace poco descubrí en el diccionario una palabra que nunca había conocido: nidoroso. Si alguien me hubiera llamado nidorosa, se lo hubiera agradecido muchísimo; parece proceder de nido, y por tanto, hubiera pensado que me encontraba protectora, tibia. Nada de eso, ¿sabes qué significa? Pues que tiene olor y sabor de huevo podrido. ¡El idioma nos juega cada pasada!

LA RESPUESTA DE HOY

Autostop está ya aceptada por la Real Academia Española. Viene del francés, que lo tomó de auto y del inglés stop (parada). Así se llama a la manera de viajar por carretera solicitando transporte gratuito a los automovilistas que transitan por ella.