Búsqueda Personalizada

domingo, marzo 28, 2010

COMIENZA EL JUEVES VACUNACION CONTRA LA INFLUENZA A H1N1

Por José A. de la Osa (Granma)

Una campaña nacional de vacunación contra la influenza A H1N1 pandémica, que se realizará en dos etapas con un intervalo de tres semanas, se iniciará el próximo jueves y abarcará 1 124 000 personas seleccionadas por su mayor vulnerabilidad o riesgo de complicaciones, aproximadamente un 10% de la población.

De acuerdo con la información ofrecida en conferencia de prensa en La Habana, presidida por el doctor Luis Estruch Rancaño, viceministro de Higiene, Epidemiología y Microbiología del MINSAP, entre los grupos de mayor riesgo están las embarazadas y puérperas (alrededor de 80 000), trabajadores de la salud, de instituciones sanitarias y los relacionados con la atención directa a escolares (en la enseñanza especial y círculos infantiles); de sectores como aeropuertos y puertos, y las personas mayores de seis meses con factores de riesgo por enfermedad crónica o inmunodepresión. (Ver recuadro)

Durante la primera etapa de la campaña, del primero al 20 de abril se inmunizará a toda la población seleccionada por su vulnerabilidad y riesgo; en la segunda, del 3 al 15 de mayo, recibirán una segunda dosis los niños comprendidos entre los 6 meses de edad y los 9 años vacunados en la primera etapa.

A los niños mayores de 9 años y a los adultos se les administrará una sola dosis, 0.5 mililitros por vía intramuscular en el brazo (región del deltoides), y los menores comprendidos entre los 6 meses y 9 años recibirán dos dosis de 0.25 ml cada una, con un intervalo de 21 días entre dosis. Para el grupo menor de 6 meses de edad esta vacuna no está aprobada por las autoridades sanitarias.

El doctor Manuel Santín, director Nacional de Epidemiología del MINSAP, indicó que la vacuna se administra en los centros de la red asistencial, previo el consentimiento familiar en el caso de los menores y de los propios adultos comprendidos en esta campaña.

En cuanto a las precauciones que se orientan: las personas que manifiesten fiebre, una infección moderada o grave, esperarán hasta su recuperación para vacunarse. Igualmente las que presenten enfermedades crónicas deben "estar compensadas" de su padecimiento para la inmunización.

La vacuna donada por la OMS/OPS es la Pandemrix de la Glaxo Smithkline, elaborada con virus fraccionados e inactivados. Debe conocerse que los anticuerpos que brindan la protección contra la infección por el virus de la influenza A H1N1 aparecen en el organismo aproximadamente dos semanas después de la inmunización. No protege contra otros virus de la influenza estacional.

Según reportes de la OMS, y luego de la administración de más de 300 millones de dosis, la mayoría de las personas inmunizadas no han presentado problemas graves. Son comunes las reacciones locales y sistémicas en el sitio de aplicación de la vacuna, como dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación, fiebre, fatiga, dolor muscular y síntomas gastrointestinales. Sin embargo, aunque raramente, ha originado anafilaxis (reacción alérgica severa) y el síndrome de Guillain Barré, fundamentalmente.

Está estrictamente contraindicada en personas con padecimientos de alergia severa a algunos de los componentes de la vacuna, como, por ejemplo, el huevo, y las que hayan tenido una reacción grave a una vacuna contra la influenza estacional. También las que sufrieron el Síndrome de Guillain-Barré dentro de las seis semanas de haber recibido una vacuna contra la influenza estacional.

La OMS mantiene la alerta pandémica de la influenza A H1N1, que ha cobrado más de 17 000 vidas, atendiendo al número de casos que se reportan aún mundialmente. En nuestro país continúa la circulación del virus, con "alzas y bajas" en el número de atenciones médicas en varias provincias del país, incluida Ciudad de La Habana.

Desde el 25 de abril del pasado año se han producido 888 brotes colectivos de infección respiratoria, de los cuales un 23% han sido producidos por el virus pandémico.

Por ello, autoridades de la salud indicaron que aunque esta campaña de inmunización contribuirá de manera importante a la protección de los grupos de mayor riesgo (embarazadas, niños y adultos jóvenes), es imprescindible mantener las medidas de higiene personal y colectiva, principalmente el lavado sistemático de las manos, a fin de poder cortar la transmisión.

Desde su aparición en Cuba el pasado año, hasta ayer, la prevalencia de personas confirmadas con influenza A H1N1 por exámenes virológicos es de 1 068.

El virus, que lleva 335 días de circulación luego que se anunciaran los primeros casos en México y Estados Unidos, no ha terminado aún sus incursiones a nivel mundial. Está todavía dando lucha, y la seguirá dando, porque a partir de ahora se incorpora al "arsenal virológico" en circulación, comentó el doctor Estruch.

GRUPOS DE RIESGO A VACUNAR

• Embarazadas y puérperas (todas las embarazadas registradas en el momento de comenzar la campaña, independientemente de su edad gestacional, y las paridas hasta 42 días después de la fecha del parto).

• Trabajadores de la salud (todos los trabajadores de la salud vinculados con la línea de atención de personas con síntomas respiratorios en la atención primaria y secundaria. Incluye la atención ambulatoria, a hospitalizados, al grave, personal de toma de muestra y laboratorios).

• Instituciones de salud (todos los trabajadores y pacientes de los hospitales psiquiátricos, hogares de ancianos y centros psicopedagógicos u hogares de impedidos).

• Instituciones escolares (todos los trabajadores relacionados con la atención directa a escolares y todos los matriculados en la enseñanza especial y los círculos infantiles mayores de 6 meses de edad).

• Trabajadores de sectores esenciales (frontera, puertos, aeropuertos, la aeronáutica civil, turismo de salud, de la atención a discapacitados no institucionalizados y deportistas de alto rendimiento).

• Personas mayores de seis meses con factores de riesgo por enfermedad crónica o inmunodepresión (menores de 18 años con malformaciones cardiovasculares, enfermedades oncológicas, hematológicas y enfermedad fibroquística, todos los discapacitados físico-motores y mixtos, pacientes trasplantados, diabéticos insulinodependientes, personas viviendo con VIH, pacientes con insuficiencia renal crónica y todos los asmáticos grado III y los grado II menores de 18 años).