Búsqueda Personalizada

martes, diciembre 29, 2009

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Otras voces americanas recientemente aceptadas por la Real Academia Española
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Hablábamos de algunas voces americanas recientemente aceptadas por la Real Academia Española. Continuamos: El sufijo «-ido» ha creado neologismos en América como «llorido», «rebuznido», «relinchido», «toquido» (ruido que se hace al tocar) o «chiflido» (de «chiflar», silbar). Los sustantivos terminados en «-azo» también se emplean con frecuencia. En Venezuela se dice a veces «pupitrazo» para aludir a una protesta estudiantil, y en Colombia se aprueban artículos a «pupitrazos» (golpeando los pupitres).

Una primicia informativa se llama «un tubazo» en algunos países caribeños. Propio de Hispanoamérica es también decir «tengo viviendo allí diez años», «tengo varios años trabajando en esta empresa», y al habla coloquial de México, Centroamérica, Río de la Plata y área andina pertenecen expresiones como «me vive repitiendo que...», «mi mamá me vive diciendo que tenga cuidado en la calle».

Recuerda, aunque muchas personas dicen erróneamente: «papel de traza», lo correcto es: papel de estraza, el áspero, basto, fabricado sin cola y sin blanquear.

LA RESPUESTA DE HOY

El Vaticano se llama así porque la Iglesia estableció el papado, hace siete siglos, en la colonia Vaticinium, una de las tantas que había en Roma. Allí habitaron los etruscos, y existía un oráculo que, como todos, adivinaba el porvenir. Los romanos pronunciaban: «vatiquínium». De ahí, el nombre de ese lugar. Debo advertir que escribí Iglesia con mayúscula inicial, porque me refería a la institución. Si se hubiera tratado de un templo, hubiera usado i minúscula.