Búsqueda Personalizada

domingo, junio 21, 2009

DIA DE LOS PADRES: GENESIS DE UNA CELEBRACION

Por Idania Díaz (Tribuna de La Habana)

Como ya es tradición, cada Tercer Domingo de junio se celebra en Cuba el Día de los padres, pero quizá muchos desconozcan a quién debemos tan justo homenaje.

La idea es atribuida a la norteamericana Sonora Smart Dodd, quien al escuchar en la iglesia una misa por el Día de las madres, en 1909, pensó en la posibilidad de rendir un homenaje similar a los padres.

Con esto, Sonora buscaba reconocer, de algún modo, la noble actitud de su padre, el señor William Jackson Smart, quien al quedar viudo cuando su esposa daba a luz a su sexto hijo debió criar solo a su prole, lo cual hizo amorosa y ejemplarmente.

En un inicio, la idea era celebrar la fecha el 5 de junio, día del cumpleaños del señor Smart, pero ante la falta de tiempo para coordinar algunos detalles se hizo necesario posponerla y finalmente se concreta el 19 de junio de 1910, en Spokane, Washington, coincidiendo con el tercer domingo del mes.

Algunos estiman que en un inicio la idea no tuvo muchos seguidores, más poco a poco fue calando en la sociedad y comenzó a hacerse habitual, año tras año, hasta que en 1924, el presidente Calvin Coolidge lo instituyó en celebración nacional y más tarde, en 1966, su homólogo, Lyndon B. Johnson, firmó una proclamación presidencial que declaraba el tercer domingo de junio como día del padre.

Hoy es motivo de celebración en casi todo el mundo, aunque no en igual fecha. Así, en muchos lugares, el homenaje a los papás se hace el 19 de marzo, en otros el 20 ó 21 de junio, mientras que en algunos el brindis es en meses tan distantes como noviembre o diciembre.

LA CELEBRACIÓN EN CUBA

En la temprana fecha de 1920 ya se había esbozado en Cuba la idea de celebrar también el Día de los padres, Según consta en las actas de la Logia Los Perseverantes, en el Oriente de la Isla, y en las que textualmente se lee:

“Atendiendo que es un deber de todo Masón reverenciar a los padres y ayudar al mejoramiento moral e intelectual de la Humanidad, los abajo firmantes proponen:

“QUE sea celebrado el primer domingo de Mayo (el Día de las Madres) en cualquier manera que tienda a demostrar el cariño y el agradecimiento a que es deudor todo hijo. Asimismo, proponen que sea designado el primer domingo de Junio a igual fin con relación a los padres.

“(Fdo) Dr. Eduardo Querol Mayo, Enrique Pérez e Ismael Piedra (Aprobado en el Taller, 6 de abril de 1920)”.

Sin embargo, es a iniciativa de la escritora Dulce María Borrero, que la idea se materializa el 19 de junio de 1938.

Así, en estas siete décadas de celebraciones hemos rendido justo tributo, de muy diversas maneras, a quienes junto a las madres, son imprescindibles seres en nuestras vidas, echando por tierra ese falso concepto de que madre es una sola y padre es cualquiera.