Búsqueda Personalizada

martes, mayo 05, 2009

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Chupa de dómine
Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Cuasi significa casi. No está en desuso como muchas personas imaginan. Es muy correcto decir Mi vecina Ismenia es cuasicentenaria.

El nervio que produce la dolorosísima ciatalgia, de algia, elemento constitutivo que quiere decir dolor, es el ciático, no el «asiático». Nada tiene que ver con el Asia.

Carlos V dijo: «Se debe hablar a Dios en castellano, a los hombres en francés, a las mujeres en italiano, y a los caballos en alemán».

Oí a una señora que deseaba adelgazar y que por tanto había decidido «no probar los hidrocarburos». Debió haber dicho, claro está, «los carbohidratos», que constituyen una de las tres categorías de alimentos indispensables. A ese grupo pertenece la dextrosa o glucosa, el azúcar de caña o sacarosa, el almidón, el glucógeno, etc.

Poner a alguien como «chupa de dómine», es expresión figurada, indudablemente más elegante que la familiar cubana: «ponerlo como un trapo». Lógicamente no vamos a adoptar la ajena que no pertenece a nuestra norma, ni a pronunciar la nuestra en público. Con igual sentido se usa: «ponerlo de oro y azul».

Chupa es prenda de vestir que cubre el torso, a veces sin casaca. Se le llama igualmente de ese modo a la chaqueta o a la cazadora. Dómine es maestro, preceptor de gramática latina, o persona que sin condiciones para ello, adopta el tono de maestro. Tales personajes ganaban muy poco y, quizá por su pobreza, eran considerados paradigmas del vestir desastrado.

Valorar es, además de señalar precio de una cosa, reconocer, estimar o apreciar el mérito de una persona o cosa. También, igual que valorizar, aumentar el valor de una cosa. No es sinónimo de analizar; si dijéramos «valorar negativamente», la expresión carecería de sentido. Tampoco «valorar positivamente», pues resultaría una redundancia. Los daños que produce un huracán no se valoran, se evalúan. Sabemos que en filosofía hay valores positivos o negativos; pero eso es punto y aparte.

Cuando alguien me dice que no aparece algún vocablo en el diccionario de su casa, me acuerdo de un vecino nuestro que en los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando se refería a las últimas noticias, encabezaba sus palabras con: «El radio de mi casa dijo...». Claro está que hay diferencias entre ambas frases; pero no puedo evitar el recuerdo.

Pimpampum (de origen onomatopéyico) llaman a un juego en que se procura derribar a pelotazos muñecos puestos en fila. Los cubanos decimos así a una cama estrecha plegable.

El calendario republicano establecido en Francia durante la Revolución rigió desde el 22 de septiembre de 1792 hasta el 1ro. de enero de 1806. Dividió el año en 12 meses de 30 días cada uno, además había cinco días —o seis en algunas ocasiones. Los meses según este calendario se llamaron: vendimiario, de vendimia; brumario, de brumas bajas; frimario, de fríos; nivoso, de nieve; pluvioso, de lluvia; ventoso, de viento; germinal, tiempo de la germinación; floreal, de flor; pravial o prairial, de pradera; messidor, de messis —cosecha—; termidor, de calor y baños; y fructidor, de frutas.

2 comentarios:

Miriam D' dijo...

Acabo de leer un artículo publicado en el Granma Digital del día de ayer, lunes 4 de mayo de 2009, bajo el título "EE.UU. impide a Silvio estar en los 90 de Pete Seeger", en el cual se enuncia: "el Departamento de Estado de los Estados Unidos, dirigido por Hillary Clinton, impidió la presencia del célebre trovador cubano Silvio Rodríguez en los homenajes por los 90 años del legendario músico "folk" norteamericano, Pete Seeger, que cumplió ayer en Nueva York."
Según parece, el señor Silvio Rodríguez envió desde París un mensaje a su hermana y gerente en La Habana, en el cual expresaba que la tardanza con su visado había frustrado su posibilidad de asistir al evento.
"Es viernes 1º de mayo, son las 8 y 40 de la noche en París y me acabo de conectar al sitio web donde la embajada de Estados Unidos en Francia publica noticias sobre las visas solicitadas. La mía figura en estado de trámites, como ha figurado desde que la solicité. Como hoy era el día en que debía volar a Nueva York y la visa no ha aparecido, mañana parto hacia La Habana".
"Creo que la actitud del Departamento de Estado es muy contradictoria con el deseo expresado por el presidente Obama de un acercamiento con Cuba. Como trabajador de la cultura cubana me sigo sintiendo tan bloqueado y discriminado como por otros gobiernos. Ojalá esto cambie de verdad algún día. Gracias por tu ayuda"
Es necesario que el señor Silvio Rodríguez ponga sus neuronas a funcionar para algo más que crear canciones y piense que si él no es norteamericano y se siente frustrado, bloqueado y discriminado por no haber recibido visa del gobierno de los Estados Unidos para asistir a un evento cultural que se efectuaría en territorio norteamericano, cómo cree que puedan sentirse los cubanos a los cuales se les niega la visa para entrar a su propio país?
Precisamente la semana pasada a un actor cubano le fue negada la visa para llevar el cadáver de su esposa a ser enterrado en Cuba. Este joven actor no quería visitar un país extranjero, sino el país donde nació y no iba a asistir a un evento cultural, se trataba de un hombre deshecho por la pérdida de su esposa, que solamente quería que ella fuera enterrada en su tierra natal. Era un caso puramente humanitario, pero esa es la carencia mas importante del gobierno cubano, la humanidad.
Qué le hace creer a Silvio Rodríguez que Estados Unidos debería otorgarle la visa para que entrar a este país, cuando el gobierno cubano jamás ha permitido a los artistas cubanos que viven en este país participar en eventos culturales dentro de Cuba?
Es que acaso el señor Silvio Rodríguez considera que sus derechos son más respetables que los de Willy Chirino, Emilio y Gloria Estefan, Olga Guillot, Maggie Carlés y de una interminable lista de artistas cubanos, que pudiera encabezar Celia Cruz, que siendo quizás la más excelsa artista que ha dado Cuba, tuvo que morir con la pena de no haber podido volver a cantar en su patria.
Así que me gustaría que el señor Silvio Rodríguez, la próxima vez que se sienta frustrado, decepcionado, bloqueado o discriminado por no ser admitido en territorio norteamericano, piense en los miles de cubanos que viven en todos los confines del mundo, a los cuales se les ha negado el derecho elemental a entrar y salir libremente de su país de origen.

Anónimo dijo...

Hola, alguien me podria ayudar o guiar en donde puedo adoptar a un niño en La habana Cuba?? por favor no hemos tenido suerte en internet!
favor de escribirme a
mcdc74@yahoo.com
Gracias!