Búsqueda Personalizada

sábado, mayo 31, 2008

FUMANDO ESPERO…

Existen más de 50 enfermedades asociadas al hábito de fumar y en la provincia de Guantánamo el cáncer del pulmón clasifica como la segunda causa de muerte.

Por Odalis Cuadra Vázquez (Venceremos)

"En mi empeño de acabar definitivamente con el malsano hábito de fumar, que 'arrastré' durante cuarenta años, acudí a la farmacia homeopática y consumí las gotas florales, pero sólo propició que dejara ese vicio un estado gripal severo", asegura Raymundo Guerrero, vecino de San Gregorio entre Carretera y Emilio Giró, quien hace dos años ganó la batalla contra el tabaquismo.

El tuvo la fuerza de voluntad que le hace falta a los fumadores, pese a que conocen que esa adicción puede desencadenar enfermedades como el cáncer y otros efectos sobre las vías respiratorias, la piel…

Por su parte Segundo Pérez Portuondo, plomero A del MININT, dice que "desde los 12 años de edad fumo y no lo pienso dejar, porque uno muere cuando le llega el día. Conocí a personas que no se pusieron un cigarro en la boca y fallecieron por cáncer de pulmón".

El joven de 24 años, Alien Figueroa Roblejo, lo consume desde que estudiaba en la secundaria básica, pero opina que no se fijaría en una muchacha que fume, porque se ve feo en el sexo femenino. El no se ha detenido a pensar en que puede ocurrir lo contrario.

Pese a las medidas que adopta el Estado y las entidades de salud para reducir el consumo de cigarros y otras sustancias adictivas, la realidad demuestra que la tarea para transformar la conciencia de esas personas ante actitudes que dañan su propia salud y la de los demás, es difícil y necesita de la persuasión.

DÉJELO Y GANE EN SALUD

Al abordar el tema del tabaquismo, considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una epidemia, Rafael González Ramírez, especialista en Higiene y Epidemiología, del Centro provincial del mismo nombre, destaca: "Es responsable del 30 por ciento de la muerte en general, del 90 del cáncer de pulmón y multiplica entre 3 y 7 veces el riesgo de cáncer en general.

"Muchos jóvenes comienzan a fumándose un cigarro por embullo y porque creen que de esa forma no les hace tanto daño, y se conviertan en adictos", explica.

Un tercio de la población adulta del mundo fuma y la prevalencia es mayor en los hombres. Se estima que hasta el 2020 mueran por esta causa, en los países desarrollados, alrededor de tres millones y en los subdesarrollados cerca de siete.

Cada 10 segundos fallece una persona y se espera que entre el 2020 y 2030 aumenten esas muertes a cada tres segundos.

Sobre las nefastas consecuencias de ese hábito, el especialista expone: "Estudios realizados demuestran que al cierre del 2006 los tumores malignos fueron la primera causa de muerte en ambos sexos y el cáncer del pulmón la segunda, después del de próstata, en hombres, y el de mama y traquea en las mujeres".

Referente al tema, Santos Ibáñez, terapeuta ocupacional y funcionario del Grupo Operativo de Salud Mental y Adicciones, alega que desde 1995 se inició un proyecto de salud mental que involucra a todos los sectores y "aunque aún no se puede hablar de resultados, el equipo trabaja para ejercer influencias en los adolescentes y jóvenes adictos a esta y otras sustancias como el alcohol y las drogas", confiesa.

"Se crearon consultas de desintoxicación a nivel de áreas de salud y en todos los municipios", agrega.

La especialista en funciones del Programa de lucha contra el tabaquismo, Noralis Jouver, aboga por mayor promoción de las Farmacias homeopáticas, la Línea confidencial antidroga y la Clínica de medicina natural y tradicional, ya que por esas vías muchos han dejado el vicio.

"La cultura sobre el tabaco es muy arraigada en nuestro país, y todavía es evidente la conducta permisiva de las personas ante aquellas que fuman en locales cerrados, vehículos… violando lo reglamentado en la Resolución Ministerial 360, del 2000, de ahí la necesidad de fortalecer las medidas preventivas y de control sobre el consumo de psicotrópicos", afirma el doctor Edelio Seijo Alemán, jefe de Grupo operativo de salud mental y adicciones, en Villa Clara.

Si las personas se detuvieran a pensar en los dañinos efectos del tabaco: cáncer de pulmón y de otros órganos: boca, lengua, laringe, esófago… y páncreas, gastritis, úlcera duodenal…, envejecimiento precoz, así como sus negativas consecuencias en la piel, la familia, los bolsillos, y el desagradable olor que provoca en todo el cuerpo, lo dejarían de inmediato y no se arrepentirían nunca de haber salido a tiempo del camino de la muerte.