Búsqueda Personalizada

miércoles, marzo 12, 2008

PALABRAS QUE VAN Y VIENEN

Por Celima Bernal (Juventud Rebelde)

Confío en que me estés leyendo con espíritu detersorio. No creas que la palabra es rebuscada; ¡qué va!, usamos constantemente una prima hermana suya: detergente, ambas proceden del latín detersus: limpiar. Que deterge, que limpia, y ¡oye bien!, aclara el diccionario: ¡sin corroer! Por tanto, está abierto el buzón para críticas y sugerencias amables, que «quien les habla, no se puede alterar».

Por cierto, ¿sabes qué quiere decir: amable? Pues: susceptible de ser amado. ¡Qué linda palabra!, ¿verdad?

Igual que buscamos en el patio de la casa, en los rincones, algún posible foco de Aedes, registremos nuestro vocabulario, nuestros gestos, autoinspeccionémonos constantemente. Es la única manera de lograr que no enfermemos de ese dengue peligrosísimo, el del disparate.

Hoy nos referiremos a uno que muchos cometen con frecuencia: Emplean el artículo indeterminado un, en lugar del determinado el. Repiten expresiones similares a estas: «Nació un 31 de marzo de 1963», «se conocieron un 15 de junio de 1958», por: ...el 31 de marzo de 1963, ....el 15 de junio de 1958.

Siempre he pensado que si comprendieran la causa del error, no lo cometerían. ¿Hubo más de un 31 de marzo en 1963?, ¿por casualidad te enteraste de que 1958 trajo dos o tres 15 de junio? ¡Claro está que no!

Veamos: Si tienes un hijo, se referirán a él como: el hijo de Zutano; si son varios, pues entre ellos, a un hijo de Zutano. Por eso es lícito hablar de un sábado de enero del 2002, porque en enero del 2002 hubo cuatro sábados. También de un día de octubre de 1905, ya que igual que siempre, tal mes tiene, tuvo y tendrá: 31 días. Pero no: «un invierno de 1810»; sino: el invierno de 1810. No hay más de uno en ningún año.

Recuerda, si se trata de día, mes y año determinados, usa: el, y no: «un».

Tratemos de hablar correctamente. El lenguaje sirve para comunicarnos con los demás, que nos agradecerán mucho una conversación sin errores, sin muletillas, sin vacilaciones, sin frases tontas, manidas y huecas. Y, por supuesto, nuestro prestigio estará más «obrigado» aún, como se dice por agradecido, en portugués.

LA RESPUESTA DE HOY

Una señora me pregunta: ¿Es correcto usar el verbo polarizar, en expresiones como: «Se polarizó en el estudio de esa asignatura, y descuidó las demás»? Sí, figuradamente se emplea así. En sentido recto es modificar los rayos luminosos por medio de refracción o reflexión, de tal manera que queden incapaces de refractarse o reflejarse de nuevo en cierta dirección. Hay otras acepciones, relacionadas también con la electricidad.