Búsqueda Personalizada

domingo, marzo 23, 2008

DECLARACION DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO

Desde que el Comité Olímpico Internacional acordó en el año 2001 otorgar a Beijing la sede de los Juegos Olímpicos del año 2008, el gobierno y el pueblo de la República Popular China han asumido con insuperable espíritu deportivo y gran responsabilidad su organización, sin escatimar recursos ni esfuerzos, han aceptado numerosas sugerencias y adoptado decisiones encaminadas a garantizar las condiciones óptimas para la estancia de los participantes en los Juegos. La decisión de otorgarle la sede a la República Popular China constituyó un reconocimiento a su incuestionable prestigio, al nivel que ha alcanzado en el deporte y a su labor a favor del movimiento deportivo internacional.

El gobierno de Cuba condena con toda energía los intentos de organizar una cruzada para hacer fracasar este noble empeño, tras la cual se esconden motivaciones políticas. Esta campaña constituye también una agresión contra el movimiento olímpico internacional. Al mismo tiempo, Cuba expresa su reconocimiento y total apoyo a los esfuerzos de la República Popular China para garantizar el éxito de los Juegos Olímpicos.

Se ha alentado una aviesa campaña mediática, secundada por acciones destinadas a minar la confianza internacional en la capacidad del gobierno chino para cumplir sus compromisos. A ello se suman ahora los recientes acontecimientos de corte separatista acaecidos en el Tibet, que ocasionaron víctimas fatales e incalculables pérdidas materiales. Resulta evidente que estos disturbios han sido fraguados y promovidos desde el exterior. Para Cuba, es revelador el papel desempeñado por la denominada Radio Asia Libre, principal portavoz de la actual campaña mediática contra China, cuyos patrocinadores son los mismos que defienden a quienes atizan el separatismo en el territorio chino.

Los actos de agresión de que han sido objeto 19 embajadas y consulados chinos en 16 países constituyen una gravísima violación al espíritu y a la letra de las Convenciones de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares.

El gobierno de Cuba expresa su firme oposición a cualquier intento de inmiscuirse en los asuntos internos de China y de atentar contra su soberanía e integridad territorial. Asimismo, exhorta a la opinión pública internacional y a la comunidad deportiva a que defiendan los nobles ideales que han inspirado el espíritu olímpico.

La Habana, 22 de marzo de 2008

1 comentarios:

Jorge dijo...

Hola, antes que nada un saludo, creo que para la mayoría de la gente es evidente que los disturbios relacionados con el Tibet son originados desde y promovidos por los que se dicen y creen dueños del mundo, los mismos que han mantenido el bloqueo contra esa bellas isla, con el fin de boicotear las olimpiadas en esa gran nación que les ha aventajado en todos los niveles. Un saludo desde México. Los pueblos de México y Cuba siempre han y estarán unidos por la cultura y la historia, aunque con pena, no puedo decir lo mismo de algunos integrantes del gobierno mexicano. (Los de derecha)